jueves, 6 de febrero de 2014

En los recodos de la historia

Pacelli, a instancias de Benedicto XV elaboró un proyecto de paz para las potencias centrales, que no prosperó por los líderes de las potencias “egoístas e inaguantables” para Pacelli. O pareció no prosperar, porque sobre ése documento, Wilson elaboró los 14 puntos que fueron la piedra angular de la sociedad de naciones, y tras la segunda guerra mundial, de la ONU.

Se ignoró ese proyecto para ejecutar la guerra mundial, se utilizó después, debidamente “re-pensado” y “actualizado” “puesto en valor” para generar la inmundicia plutocrática, burócrata y hedionda de la ONU, cuyo único fin, propósito y ejecución en su trayectoria ha sido maltratar a la población pobre del planeta, bajo la palabrería de lucha contra el hambre, y el control de la población por la propaganda, para beneficiar a las grandes compañías de la plutocracia. Así, se ha lanzado la alarma de  la gripe aviar, y todo el victimismo demagógico imperante: generemos un grupo de perseguidos u ofendidos, los protegemos y así hacemos caja. Y de ese modo han conseguido que quien no fué jamás perseguido se crea una víctima, y a partir de ahí se justifica cualquier crimen. Se provocan guerras para poder apaciguarlas; se inventan enfermedades para poder vender medicamentos ficticios en dineros reales, se generan proyectos de defensa de pobres para utilizar a los pobres como cobayas: y si no hay pobres, se les empobrece, no nos fastidien el negocio.

La inmensa central de negocios de la plutocracia financiera es la burocracia de la ONU, y nada más.

Pio XII había elaborado un plan acorde a las enseñanzas de la iglesia intentando tras la primera, frenar la segunda guerra mundial: ni fue escuchado; pero sobre tal plan, se elabora un corpus de aparente bondad para dar cobertura a la plutocracia financiera en sus intenciones de dominar el mundo. Y ahora ni siquiera se molestan en disimular su condición de organismo de control y eficiencia de los intereses de la plutocracia: no se interviene en Siria, ni se protege al grupo humano que está siendo perseguido y asesinado en el mundo: los cristianos. Se obedece a un plan, y toda la propaganda va orientada a ello, y al final tan sólo es una fachada de propaganda puesta en evidencia por la realidad, y cada vez menos los medios de la propaganda y manipulación de masas engañan a la gente: el vigor de la red ha puesto en evidencia toda artimaña y toda falacia. “Si CHina ha podido, nosotros también” ha declarado Manuel Valls, ministro francés, en su proyecto de cerrar internet y controlarlo; en Francia el gobierno es socialista; lo mas aberrante de la ley Wert es que lleva anidada la semilla del anterior gobierno para dar carnets para poder escribir en internet; y cada vez más la red se convierte en un sistema de comunicación: también de confusión, que es lo que se fomenta desde los estamentos del poder, partidos y sindicatos, que son puestos en evidencia inmediatamente. Pero se ha insuflado en la gente un sistema de organización de la vida totalmente de secta, de manera que lo que no es de la secta es sistemáticamente denostado y ni pensado, pero cada vez hay menos sectarios y más sensatez; la vileza del feminismo la están denostando pública y sonoramente las mujeres; de la infamia del socialismo como bondadoso se están encargando los que previamente habían sido seducidos por sus cantos; de la eficacia tecnocrática de la derecha se encarga la derecha de ponerlos en evidencia: y de la aberración en la que se ha convertido la clerecía son los propios católicos los que la denuestan, aberración anclada en el sucesor de Pio XII y el concilio del mal.

En la base de un buen plan, la ejecución lleva al mal absoluto y a la configuración de un mundo organizado sistémicamente  para ser mejor controlado, y sólo así se explica el consentimiento del genocidio en Siria; sobre un plan de control de las personas se busca su despersonalización, y se va consiguiendo; sobre la lucha contra la pobreza, se generan pobres, y en el medio surgió la red, que ha puesto en evidencia tanta maldad, que tal es, aunque la clerecía haya caído en los cantos de sirena y se haya entregado a alentar el fétido olor del vómito de la bestia.

Iglesia significa congregación de personas, y la red, constituida en iglesia universal, está dictaminando que no prevalecerán las puertas del Hades.

1 comentario:

Sabine Haxhimeri dijo...

Vamos aprendiendo