lunes, 19 de agosto de 2013

En la absoluta perversión

Nada crece infinitamente: es un imposible ontológico. Desde que la industrialización genera el capitalismo fiduciario todo se condiciona al “crecimiento” como base de toda medida. Escuchando a los jaleantes del poder comprendes que todos han contado hasta infinito ¡al menos dos veces! como chuck Norris; y tal cuento aplican, siendo la constante implacable su propio nivel de enriquecimiento.

A costa de lo que sea.

Las matemáticas no son sino un subsistema del lengüaje autogenerado en el propio lengüaje para la comodidad diaria, y en su crecimiento se establece como lengüaje en sí mismo, con sus reglas, y lo que no es sino una manera de resumen se autoconfigura y justifica: la ciencia en sí no es sino una excrecencia del lengüaje para poder comprender el mundo; en la más fatal ignorancia que es el conocimiento parcial elevado a la sublimación se comprende la parte por el todo desgajándolo y privándolo de significado, para poder justificar cualquier cosa que queramos justificar; y lo que no se puede explicar por su carencia o maldad se justifica en números.

Mejor evolución ha tenido otra varianza del lengüaje para la comprensión: la notación musical se mueve siempre en sus límites al trasfundirse siempre a la realidad.

Por mucha justificación economicista del sistema es de evidente rigor que el sistema fiduciario ha muerto: en su agonía arrastra todo, en su estertor muere matando: pero muere.

La configuración del poder es una falacia lógica que hace creer a la gente que su voto vale para algo; la configuración circular del poder hace a la gente, que está en el círculo, ser los más alejados del centro del poder; a mayor número de organismos más alejada está le gente del poder al ampliarse el radio del círculo.

Se justifica el poder de este modo en su propia configuración: se dictan mantras, consignas, propaganda, se fomenta la estulticia y lo más bajo de la condición humana.

El sistema ideal de configuración del poder se infiere pues piramidal: el escalón inmediato superior de poder está mas cerca que la cúspide, con lo cual hay un acceso directo al poder, que se niega si la configuración es concéntrica. Es más fácil así para las personas controlar el poder, del otro modo, es más fácil para el poder controlar a las personas.

1 comentario:

Dhavar dijo...

No digas Sistema Fiduciario, que no significa nada en rigor y sugiere, erróneamente, que el sistema basado en un dinero-mercancía es más sólido y justo, lo cual es un puro disparate.Eterno como todos, pero disparate. NO. Lo que tenemos se define como Sistema de Apropiación privada del poder de emisión monetario. Más corto, De Emisión privada y oligopolística del Dinero, la "res pública" por excelencia, por un grupito de compañías, llamadas Bancos.
No siempre ha sido así, pero el código más antiguo de la humanidad , el de Manu, ya era tan consciente de que eso era el cáncer de toda sociedad, que la pena más grave de todo el código era para aquellos delegados del Templo en otras ciudades que abusaban de su facultad y extendían apuntes en sus libros basándose en el crédito de la ciudad - los capullos siempre saqueando al prójimo-para su propio y exclusivo beneficio. La pena, que les cortasen brazos y piernas con una SIERRA!