domingo, 28 de octubre de 2012

Clásicos de La Galaxia: cambio de hora

Voy a explicarlo bien: el tiempo no existe.

Dios hace el tiempo, pero deja su administración a los hombres; de ahí los disparates en los que se convierten nuestras vidas, con nuestro concurso activo. El tiempo pasa; suele suceder: los lapsos se miden mal o se miden como Dios manda: cada cual sabe sus tiempos y sus eras, que en nada se adecuan al calendario. El tiempo es una hija y una mujer y se miden los tiempos entre instantes infinitos y mujeres veraces: las banales y vacuas, no cuentan: reset to zero. El tiempo es las segadoras de Millet y el sudor; una mochila y una vida vivida en los instantes: el tiempo nos dice que llego nuestra hora, llegas, das el parte al jefe, nunc dimmittis, tercer banco, a la diestra y ale: ite missa est.

El león de Natuba pereció junto al ejército de la guerra del fin del mundo cuando se rebelaron contra la imposición del sistema métrico decimal: cuanto más se intenta imponer un uso científico de la realidad más se aleja al hombre de la naturaleza; en intento de una naturaleza de totalidad se aleja al hombre de su espacio inmediato que ocupa y organiza: el tamaño de la tierra es aquel que puedes recorrer andando en un día, y volver a tu casa, lo demás, inane.

Verne escribió cuando existían más de cien husos horarios “normalizados” el tiempo se observaba localmente: de hecho la vida es localmente, dígamelo a mi que soy de pueblo. O sea: recorriendo 18/20 kilómetros hacia el este o el oeste cambiaba un minuto en el tiempo de la localidad. Y de ahí la vuelta al mundo en 80 días. Pero llegó el tren, y de alguna manera había que compaginar los horarios para que pudiéramos saber que llega tarde, que los que van dentro huelen mal, y que encima ahora la repugnante socialdemocracia no deja que se fume ni para tapar el apestoso olor a colonia barata. Aberrante.

Por esto se estableció en 1860 el Greenwich mean time como referencia universal del tiempo (es mentira: el tiempo es la medida que sucede entre un instante y otro, mientras ella se lava el pelo) Lo de hacer el cambio de hora para “unificar mas” es una estupidez de algún burócrata aburrido y posiblemente bastante traumatizado, la verdad.

El GMT ya no vale, ahora somos el horario de la red: Swatch Time. Se basa en dividir los 24 diferentes husos horarios en 1000 unidades. Cada unidad se llama beat (pulso). El día comienza con @000 beats y termina con @999 beats. Cada beat dura 1 minuto y 26,4 segundos. El horario siempre se muestra con una @ y tres dígitos. El @000 corresponde a la medianoche (invierno) en la ciudad de Biel, Suiza, elegida como meridiano principal. Nos seguimos rigiendo por el horario GMT, excepto esos dos días del cambio de hora.

El padre Tosca estableció el ciclo pascual del calendario hace años, en Valencia; otros decidieron el cambio de hora.

El 15 de abril de 1918, se introduce el concepto DST o Daylight Saving Time, “horario de verano" la convención por la que se adelantan los relojes para que las tardes tengan más luz diurna y las mañanas menos.

El del 16 de marzo de 1940, exactamente a las 23:00 horas se realiza un cambio muy importante en España. Adoptamos la hora oficial como la del Meridiano 15º Este, es decir, el Tiempo Universal o GMT sumándole una hora. De esa forma, y siguiendo con la aplicación del “horario de verano”, España tendría que adelantar una hora su reloj en horario de invierno respecto al GMT, y 2 horas en horario de verano, que es como hasta la actualidad se ha venido haciendo.
Estos últimos datos, así como la animación sobre la luz solar y el verano y el invierno, que podéis usar moviendo la raya de arriba abajo, son de Astrored que hacen un buen estudio del tema de la hora. Y de las animaciones más útiles que yo haya visto.

7 comentarios:

ZP Nunca Mais dijo...

Entendido.
Estas cosas que cuentas a raíz del cambio de horario ya las sabia porque otros años las has explicado con palabras parecidas, lo cual quiere decir que llevo unos cuantos años leyendo tu blog.

Ignacio dijo...

Si, para mucha gente son novedosas pero es así: ya acumulo varios clásicos fijos, los cambios de hora, 11s y 11m, 31 julio, y seguro que alguno más no recuerdo.

Dhavar dijo...

Aunque se superponen, y por inercia, que por algo estamos en el British Empire,sigan tantos haciéndolos sinónimos, GMT NO ES UTC.
UTC sigue los relojes atómicos y marca la pauta.Los de Greenwhich no, siguen con el sol y tal. Y se corrigen y reciben los datos de UCT y no al revés.
Y UCT es el medidor del tiempo base desde hace más de 60 años, pero claro, esto es como lo de Vernon y Blas de Lezo. Todo el mundo encandilado con las monerías British.
Pues no. En Greenwich actualmente no hacen más que darle cuerda a sus relojes imperiales.
Si serán toca pelotas que tienen una "short Ton" en USA que son 907K y una Long Ton en UK de 1.016 Kg.
Así que please, nada de "GMT O UTC" así sin más, con una "o" copulativa.

Ignacio dijo...

.....me pongo cara a la pared.

Dhavar dijo...

Como sé de tu interés por esto de la medición de los cambios o ritmos que llamamos tiempo, te adjunto dos fotos:



-Una, la famosa línea del patio del observatorio de Greenwich que marca el "prime meridian". Esto a mí me encanta, pisar y tocar el punto de partida y llegada alrededor del mundo, esa sensación de "estoy en el centro", en la cremallera.

http://img.dooyoo.co.uk/GB_EN/orig/0/5/0/8/5/508562.jpg

-Otra, en el Millenium Dome que continúa la famosa línea y que atestigua el cambio oficial en 1971 de GMT a UTC como tiempo de referencia primera universal, ya no basado en la rotación de la tierra, sino en las pulsaciones de los relojes atómicos - unos 30- repartidos por todo el mundo en diferentes observatorios.

http://us.cdn2.123rf.com/168nwm/claudiodivizia/claudiodivizia1209/claudiodivizia120900187/15461320-the-prime-meridian-based-at-the-royal-observatory-in-greenwich-marked-by-a-floor-strip-at-the-millen.jpg

Según parece - "out of the blue", como es habitual en el banal registro de lo real que hace la física actual - los electrones "se excitan"cada tanto. Y cuando se excitan, pues emiten más radiación. Así que esos cambios electrónicos han sido medidos por nuestros físicos y representados en las famosas ondas micro, ultravioleta, etc. (Según parece, todo el mundo se ha olvidado que las "ondas" de radio no existen en los "facta", son representaciones como los gráficos de ventas. Un "es como si" que, como tantos, ha terminado en "es".)

Y han visto que hay una relación constantísima entre el cambio en el nivel de excitación y la frecuencia con que ocure. Y esa pulsación cordial resulta que es lo más uniforme que hemos encontrado hasta el momento, nada que ver con la rotación de la tierra, bastante poco uniforme.



Y así estamos, cuando hay un latido en el centro de las cosas, decimos "1", esperamos a que vuelva a aparecer y entonces contamos"2" (contamos "un segundo o segundo latido que sigue al primero"). Y el espacio entre latido y latido del electrón es nuestro tiempo patrón.



La verdad es que todo esto es fascinante.


Dhavar dijo...

Ignacio:

Aquí puedes ver que es absolutamente incomprensible que España esté en GMT/UTC -1:

http://www.megaspora.net/en/spain-in-gmt0/

Ignacio dijo...

Corolario: la galaxia la hacen mis lectores, que valen más que yo, como siempre he dicho, y me encanta.
Muchas gracias.