jueves, 21 de junio de 2012

Preludia el otoño

El más empalagoso y cursi es de los enamorados: toda relación humana acaba elaborando un lengüaje propio en el que se reconocen con sus significados amplios y concretos; resulta evidente cuando convives con otra familia que los rigores del lengüaje familiar trascienden el significado social; cuando se ingresa en otra familia, que suele ser por matrimonio, se asumen los modismos ajenos y se incorporan y enriquecen con nuevos aportes.

Cuando se comparten en círculos más amplios se generan hitos generacionales, o momentos sociales congelados que identifican a la gente con los de su edad; cuando son persistentes, reiterativos y autoreferenciales estamos hablando de una secta, y eso es peligroso: la sectarización de la sociedad la denuncia bien PCB y el problema lo sufrimos todos.

La progrhez ha establecido una verdad incólume y una realidad inamovible: le llaman Democracia, y su manifestación es el estado del bienestar; y es así, y sólo es así: la gente que pasa hambre o es desahuciada no es que tengan problemas es que son disidentes, antidemócratas, fachas o “algo habrán hecho” y así se justifican en su enorme estulticia.

La configuración del estado postfranquista concibe el ejercicio de la política no como un hecho personal ni asumible por las personas, sino sólo si es parte de una secta, y sólo siendo secta puedes acceder a los secretos revelados de la progrhez constituida en una casta de sacerdotes egipcios de películas malas: sólo siendo de una subsecta te admite la secta, y  nada vale quien no está en ninguna porque al sistema no accede, y para ello debes tener sumisiones y deudas, ser controlado por la secta hasta en tu vida íntima.

Lo único que hace el gobierno del pp es formalizar la entrada en la secta de ETA como una subsecta, tal como si hubieran aprobado un examen para que puedan acceder a los beneficios que otorga la progrhez a todo aquel que esté en la secta: y hacen todo lo posible por impedir la entrada a cualquier aire fresco, no sea que el oxígeno los envenene; la verdad sea proscrita, puede ser infecciosa; ahora se limpia de rémoras a ETA para que pueda acceder a los beneficios de la secta y serán incorporados al sistema como un elemento más que la propia secta controlará al haber asumido sus parámetros. Esa y no otra es la clave de su admisión al sistema: a nadie importa si eres un criminal o un santo; sólo tu corrección política para ser de la secta.

Así son las cosas: tal debemos destrozarlas.

1 comentario:

xtobefree dijo...

Buenos días Ignacio. Brillante análisis sobre la situación del terrorismo en España. Los peperos de la logse creen que la intoxicación etílica acontece también con el cianuro.Un abrazo.