miércoles, 9 de mayo de 2012

Hogueras, palos y antorchas

Para preparar la que luego sería la batalla de San Quintín se hizo una saca de dinero; el Inquisidor general Valdés se hizo el remolón al punto de sacar de quicio a Carlos I; cuando ya no pudo remolonear mas, en la casa de contratación de Sevilla fueron, y no había nada.
Fracasó en la estrategia de culpar a los mercaderes, y por tanto casualmente en ese momento descubrió que había herejes en España, de hecho eran como una plaga. Unos cuantos autos de fe y toda España se volcó en la piedad y en la observancia de la ortodoxia “no vayan a ir a la inquisición y me levanten algo” y todo el mundo observando si el vecino era hereje, y las denuncias iban que volaban.
Ahora los izquierdistas y progres en general no dejan de encontrar fachas, antidemócratas, violentos, machistas, xenófobos y toda esa propaganda que les han insertado y sus luces no les dan para librarse; aunque el psoe realmente está ya difunto, siguen manejando la propaganda preparando el partido que viene, y les funciona, al menos con las mentes débiles.
Los progres satélites del pp no les van a la zaga: los de hazte orín con el Sobrino de Rato a la cabeza no tienen nada que decir a cambio de seguir cobrando: molaría saber si sus cuentas son en bankia; las victimas del terrorismo callan como putas en cuaresma ante la aberración de empezar a soltar asesinos; sus mantras son que “son mejores gestores” y que todo lo hacen por nuestro bien; culpan a José Luis Rodríguez “El puma” de la infamia que comete Rariano.
Mientras la canalla escapa con el botín, la gente anda enfrascada en hacerse daño unos a otros.
Sean toda esa hez maldita, en esta vida, y en la otra.

1 comentario:

xtobefree dijo...

Buenas tardes Ignacio. No sé como si no es con la oración pero evitemos que sean malditos en la eterna.Porque tienes en lo que dices razón y también corazón.Un abrazo.