domingo, 11 de marzo de 2012

Ni olvido, ni perdón

El siglo XX terminó cuando Bin Laden y sus recuas progres dinamitaron los Budas gigantes hasta hacerlos desaparecer en base al Islam, que aunque el Papa lo reconozca como religión, defino yo, que he estudiado, y no entro al juego del relativismo. Dinamitaron los Budas gigantes con mucha fundamentación teológica: quiero tener todo lo que tienen los demás, pero sin esforzarme en absoluto: pensamiento progre en estado puro, y un paraíso alcanzable: por la actual invasión sarracena de España lo estamos sufriendo: y me llamaron de todo, ahora la gente ya lo ve. En base a la fatua que infatuó el elemento en ese momento, se dijo que atacarían a España: lo hicieron, el mayor atentado en la cristiandad de la historia: el siniestro, mezquino, cínico y ladrón de Rub Al Kaaba capitaneó las huestes que provocaron el utilizarlo como golpe de estado, y aunque haya muchos periodistas vociferantes viviendo gracias a agitar el follón, nadie dice, ni siquiera insinúa el papel fundamental que tuvo una casa de la hermana de Almunia en la preparación de los atentados. Aquí todos están en alguna conjura contra España. Si, los libegales los que más.

El 11m el psoe dió un golpe de estado en España, asumido, admitido jaleado y aprobado por el pp: entre ambas alas del socialismo están hundiendo España.  Hace falta una causa general, con los jueces que han echado cortinas de humo sobre el tema públicamente escarnecidos y denostados, con los periodistas que juegan con el tema escarnecidos y despojados de todo, y con todos los vividores que están medrando con el tema condenados a trabajos forzados hasta su muerte.

Perdonan las personas: España eso no puede perdonarlo, ni dejarnos sumir en el marasmo de relativismo y disimulo del actual gobierno inane, soso, insulso, falaz ladrón y entregado.

Son nuestros muertos y es nuestra historia: ni olvido, ni perdón.

1 comentario:

Sefa Cusí dijo...

Saldremos de esta, somos Fuertes