lunes, 6 de febrero de 2012

INEM

La mujer (joven, no se precisar la edad)  de lado a lado de la mesa le ha endiñado un puñetazo que la ha sacado de la silla y la ha mandado al suelo; continuaba en ello, y nadie de los presentes ha hecho ademán de pararla: los otros funcionarios, escandalizados pero por lo civil y dando grititos de histéricas, todos, han parado a esa mujer.

La funcionaria del inem le ha dicho que “hay que ser positiva, ver el lado bueno de las cosas, el yoga y el tai chi ayudan….” momento en el cual la otra le ha zumbado, pero de lo lindo. Los demás mirábamos.

Estos fascistas hijos de puta” decía la funcionaria del inem, coreado más o menos por lo bajini por los demás funcionarios amanerados que nos miraban a todos de soslayo: no miraban mucho y más bien han acelerado sus funciones.

La agresora en la puerta estaba que se la llevaban los demonios; carrera, máster, dispuesta a trabajar de “lo que sea” “y me faltaba la haragana esta con la cantinelita del positivo” “todos los haraganes de mi barrio se han colocado por el partido, los más inútiles dan lecciones“ apostillaba otra señora. Ante la amenaza de denuncia de los funcionarios, velada pero la han hecho….cuando han visto que podían salir sin que hubiera demasiado peligro: que como tenían sus datos la iban a denunciar por el sindicato “que ellos tienen sus derechos” otro chaval (sr) de la cola le ha ofrecido sus servicios gratis de abogado, todos hemos dado los datos para por si acaso.

Nadie, y estaba lleno, de los que presenciábamos la escena hemos hecho nada por pararla. Más bien deseamos muchos que cunda el ejemplo.

No saben ni leer, y dan lecciones.

8 comentarios:

ZP Nunca Mais dijo...

Con tu permiso cito y copio integro en mi blog.

Mara Jade Garland dijo...

¡Ole, ole, ole! Me extraña (y mucho) que ninguno de los presentes hiciera nada por parar a esta buena mujer. Es un síntoma tan claro de salud mental que se me hace raro.

Ignacio Tomás dijo...

Copia, hombre, tu aquí es tu casa.
Los presentes miraban, los que han hecho han sido los otros funcionarios.

ZP Nunca Mais dijo...

No hay nada como lo clásico, lo de siempre, lo de toda la vida: dos hostias bien dadas y solucionado.

Anónimo dijo...

Si te entiendo bien, tu opinión es que el hecho de que una funcionaria estúpida diga una inconveniencia justifica que cualquiera pueda agredir a cualquier funcionario.

Me alegra ver que todavía hay gente con las cosas claras.

Ignacio dijo...

No.

Mi opinión es que eso ha sucedido; que tu quieras elevar a categoría la anécdota, es otro tema; mi opinión no la dije pero la digo: que una caradura llena de sinvergozoneria y pletórica de ignorancia y ambición se permita dar lecciones sobre la vida a gente sin conocerla es una infamia; si encima persiste en tal soberbia, tiene un grave problema. ¿así lo entiendes?

Anónimo dijo...

"Nadie, y estaba lleno, de los que presenciábamos la escena hemos hecho nada por pararla. Más bien deseamos muchos que cunda el ejemplo"

Son tus palabras.

Y sí, creo haberte entendido. Lo que dices, seas no consciente de ello, es que unas palabras mal escogidas justifican una agresión.

¿Conoces tú a esa funcionaria? Y si darle lecciones a la gente sin conocerla es una infamia, dárselas a hostias ¿qué es?

Ignacio dijo...

A ver: no soy yo el que actúa así; la funcionaria es la que anteayer estaba de los nervios comentándoselo a un compañero: un problema de facebook.
Si tienes razón que así no se hace nada ni es bueno: ni yo actuo así ni lo aliento; pero lo comprendo, claro que si: no doy normas de comportamiento, esto ha sucedido, y va a suceder más y más extenso: no doy mi opinión(; no me gusta pero veo como está el patio.