lunes, 23 de enero de 2012

El vigor en la palabra

No hay emigración de españoles, y todos esos datos tan positivos de que contratan ingenieros, y la movilidad y todo eso, muy guay y buen rollo: no es emigración. Han generado un estado que echa a las personas de su tierra, o los mata: se llama holodomor.

Empezó en Barcelona: la gente agobiada por la terrible presión social se iba a otros lares, los que fueran; empezó en las vascongadas por los mismos motivos, como la peste se ha ido corriendo por toda España: o eres socialdemocráticamente correcto, traje y corbata y dices las palabras que hay que decir y siempre con una sonrisa, o te largas de aquí; o eres correctamente correcto dentro de la corrección establecida por la mojigatería o te largas: nos están echando de España los cursis, relamidos, vividores y haraganes en general.

Echa a las personas de su tierra, o los mata: el genocidio del feminismo sobre los hombres divorciados es el responsable de que el 98% de los suicidios producidos desde que José Luis rodríguez “El puma” accediera al poder, golpe de estado mediante, hayan sido producidos directamente, o directamente vinculados a trámites de divorcio: es un genocidio, pero muy guay, feminista y eso, políticamente correcto.

 

A las cosas por su nombre, para empezar a aclararnos.

1 comentario:

Sefa dijo...

Yo me voy a morir, no puedo más...y esto sigue...no se puede con ellos