miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cursi megalómano.

En aquel tiempo, dijo Bono a sus jinetes:

"Cuando la mar se calme, la tempestad amaine y, con la perspectiva que da el tiempo se puedan distinguir las voces de los ecos, contemplaremos en toda su dimensión tu obra de gobernante".

(Ayer)

Y conforme a su palabra, danos la paz y la progrez, yo, que soy presidente del congreso y gran hombre de mi mismo y me creo maravilloso por los siglos de los siglos, os doy mi bendicion progrecesoica.

Podeis ir en paz.

2 comentarios:

Nip dijo...

Buenas tardes Ignacio. Sublime. Liturgia democrática pontifical.Un abrazo.

Elena Nito dijo...

ja, ja. Demos gracias a Dios..
Todo muy a tono con su implante capilar (algunos folículos pilosos han debido echar raices en la masa encefálica, y bueno, ya se sabe..) y con la expresión de ZP mientras le oía..perdón? hablas de mí? había que verlos..