jueves, 22 de diciembre de 2011

Certificado de función

Rariano: que poca sensibilidad. Todo el mundo doliente de la muerte de Steve Jobs y nombras a Luis, de Güindous.

Tiene razón Rariano cuando proclamó en el congreso que el mundo que saldrá de la crisis no es el que hemos conocido; llevo insistiendo en ello desde tiempo inmemorial: En este blog las pruebas, mis  lectores dirán. Tiene razón en eso de la misma manera que tengo la certeza de que todos aquellos que creen que pueden manejar socialmente la cosa para “diseñar” un futuro, están equivocados. El futuro no está en las manos de nadie, pero que esto ha muerto, al menos desde la Realidad fractal lo vengo certificando; los detalles van confirmándolo: del mismo modo que avancé que el psoe había muerto, ahora asistimos a los patéticos estertores agónicos de gente atrapada en su propia propaganda que, negándose a madurar, pretenden no ver el olor del cadáver: las ansias del partido único centrista se palpan, pero, veremos que depara el futuro. También avancé que el Gay Ardón sería ministro para pasar a ser el próximo presidente del gobierno: no puedo avanzar los detalles, si será por cambio directo o mediarán elecciones, pero, ese es el plan. Me encanta pensar que Rariano le ha dado la patada hacia arriba para librarse de él, pero no me acabo de atrever.

Un gobierno tecnocrático, mucha sumisión a Alemania, todo factores que no me gustan nada; se acallan los pensamientos en cuanto piensas en los que acaban de dimitir: démosle tiempo que enseñarán la patita, excepto el Gay Ardón, que ha ido a justicia a hacerse cargo del faisán, del robo de Pepiño el de los palotes, de Hurtangarín y la peste borbónica, y demás disparates para que queden bien; que tipo más siniestro, hay que librarse de él.

Y tal va sucediendo, tanta predecibilidad no es buena.

4 comentarios:

Interruptor dijo...

"Y tal va sucediendo, tanta predecibilidad no es buena."

Ya dijo Rariano que su gobierno sería previsible, y es hombre de palabra (de palabra fácil, quiero decir).

Cambiando de tema, ya sabes que estoy missing (por absoluta necesidad), pero no puedo dejar de felicitarte la Natividad del Señor, porque sé que un ateo como tú lo agradecerá más que cualquier beato.

Un abrazo fuerte, colega. Y prometo volver, pero no sé cuando.

Bar do Bulga dijo...

Que El Año que viene sea lleno de felicidad !!!


Vida larga e prospera !!!

Ignacio dijo...

Muchas gracias Marcelo.

Ignacio dijo...

Bien interruptor, da señales de vez en cuando y pasad una feliz navidad.