miércoles, 16 de noviembre de 2011

Blogging

El el libro del Apocalipsis de San Juan se decía que los que no fueran marcados con el símbolo de la Bestia no podrían comprar ni vender. En los tiempos que vivimos conviene prestar especial atención al Apocalipsis de San Juan, más que nada para tener una noción de lo que se nos viene encima y poder adoptar las medidas más convenientes.


(del post de abajo, comentarios)

3 comentarios:

Rafael dijo...

Aquí tienes la cita precisa: Apoc. 13, 16-18:

Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.
Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

Gonzalo dijo...

Seguro que sabes que el número de la bestia hace años que está impreso en todos y cada uno de los productos que compramos y vendemos, ¿verdad?

Todos los códigos de barras del mundo lo llevan.

Rafael dijo...

Todo es cuestión de ir avanzando: de los códigos de barras a otros sitios. Me han contado que según los expertos, la palma de la mano o la frente son los lugares del cuerpo humano donde más constante se mantiene la temperatura corporal, o sea, idóneos para colocar un microchip que funcione sin problemas. Sí, vosotros reiros, pero el Apocalipsis es un libro del Nuevo Testamento. Verdad Revelada.