domingo, 11 de septiembre de 2011

Ni olvido, ni perdón

 

 

6 comentarios:

Sefa dijo...

Parece que sólo los ricos tienen desgracias, por que el tema del 11 S, vale que es muy fuerte lo que ocurrió, además lo que supone para la Civilización, pero todos los días ocurren barbaridades en el Mundo, de las que nadie se acuerda. Lo mismo que con el tema del Holocausto, parece que sólo es el tema de los judios, bien vale, ideas aparte, pero es que los hay todos los días...

Dhavar dijo...

El problema es:

-Qué fue exactamente?
-A quién no hay que perdonar?
Porque Al Quaeda es como el "enemigo Exterior" de 1984.

Fijemonos, por ej., en la actual "Revolución de los países Árabes: Es una simple sustitución. "Nuestros Hijos de Puta", instalados en los 50, ya no funcionan como "gobernadores provinciales". Necesitamos una mano de hierro mucho más abarcante - quién armó y creó a los Muyaidin?, cómo es que los Saudíes son intocables y socios de siempre de los Bush?-, así que los vamos a sustituir con los wahabistas, que se supone que son nuestros más feroces enemigos.
Impecable. Qué pena no poder contárselo a Talleyrand.Disfrutaría enormemente con la operación.

Ignacio dijo...

Si, yo tengo también muy claro que son herramientas del propio sistema para su autojustificación, pero me parece tan obvio que no se a donde llevará este enrome follón: los muertos, siguen siendo los nuestros.

Sefa dijo...

Todos somos personas...equivocadas, buscando el camino, la luz, la verdad...

Bar do Bulga dijo...

A AURORA
(F.G. Lorca / R. Fagner / Ferreira Gullar)



A aurora de Nova Iorque tem
Quatro colunas de lodo
E um furacão de pombas
Que explode as águas podres.

A aurora de Nova lorque geme
Nas vastas escadarias
A buscar entre as arestas
Angústias indefinidas.

A aurora chega e ninguém em sua boca a recebe
Porque ali a esperança nem a manhã são possíveis.
E as moedas, como enxames,
Devoram recém-nascidos.

Os que primeiro se erguem, em seus ossos adivinham:
Não haverá paraíso nem amores desfolhados;
Só números, leis e o lodo
De tanto esforço baldado.

A barulheira das ruas sepulta a luz na cidade
E as pessoas pelos bairros vão cambaleando insones
Como se houvessem saído
De um naufrágio de sangue.

Ignacio dijo...

Bulga: el original:

LA AURORA

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean en las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraísos ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.