martes, 9 de agosto de 2011

Recuperaciones

Luis fué el primero que escribió sobre Una realidad fractal.

------

Un libro. Un autor. Un desorden en el sistema. La incertidumbre ante los mensajes teledirigidos. Una razón plagada de razones.

Ignacio Tomás denuncia el cientificismo y sus predicciones, como una nueva religión que tranquiliza la vulnerabilidad de criaturas sometidas a los avatares. En el libro Una Realidad Fractal se defiende la tradición cristiana como Cultura con mayúsculas que evoluciona. Ignacio Tomás es un cristiano que sospecha de las sacristías. Para él, una sociedad que desprecia su tradición y su pasado, se inhabilita para el futuro. Nos avisa de la degradación del lenguaje, y por lo tanto la transformación de la realidad a costa de confundir con las palabras. "Somos porteadores de cultura, no la tenemos ni somos cultura".

En este ensayo se deja de manifiesto que hoy la educación desecha la excelencia y se concibe como domesticación. Somos testigos mudos de ello. Cuando dicen ciudadanía, se refieren a su ciudadanía. Lo importante es el posesivo.

Ignacio Tomás es un caballero al que le gusta ejercer de canalla para disimular, su espíritu crítico se baña en el Mediterráneo, en su luz, en su calma reflexiva. Es un bloguero en este lado de la galaxia, en el lado oscuro de una luna diferente, capaz de pensar por sí mismo, sin rebotar las noticias oficiales de medios de comunicación mercenarios de una realidad al gusto, que reafirme los postulados establecidos a priori. Denuncia que si la realidad les contradice, la desdeñan. Y como motor de actuación, el miedo. Un miedo corruptor del comportamiento.

En esta realidad fractal se hace un estudio serio de la Historia y la sociedad en sus diferentes manifestaciones, del buenismo que reina en los poderes públicos y publicados, de una Europa de la inmadurez a la que nos vemos abocados como pauta impuesta, y a la que nos invitan a votar en programas cara a cara entre el afortunado socialista con un bono de rayos uva y el pepero que parece un juez de paz de Missouri. "El análisis que hacen de la realidad nos la venden como la realidad misma".

Ignacio Tomás cree en los héroes, en la entrega que apuesta por la vida jugándose la propia vida. Defiende la batalla de los ordenadores, de la conciencia individual que se junta a otras conciencias individuales. Considera que la crisis va más allá de los euros, que habita en los bolsillos agujerados de la cultura de Occidente, de una socialdemocracia que juega a la confusión.

Un hombre solo no puede transformar el mundo, pero alguien debe dar la cara en primera línea, con la timidez de los elegidos. Este autor valenciano lo hace sin esconderse ni destacar, con un lenguaje clarificador, honesto y abofeteando a los mediocres. Si quieren saber, apuesten por esta lectura y reflexionen sobre sus propuestas. La ignorancia ya no es excusa.

Para terminar, dejo una frase del libro que estimo esclarecedora: "Hay que volver a los orígenes. Teniendo principios, vendrán las soluciones".

 

 

Muchísimas gracias Luis.

4 comentarios:

Sefa dijo...

Ignacio, regalame "Una Realidad Fractal"

Ignacio dijo...

Ya no me quedan.

Sefa dijo...

Pues consigue uno que tu puedes...

Sefa dijo...

Lo compro.