jueves, 30 de junio de 2011

Yo que tu no lo haría, forastero.

Paro en su casa, y me hago una foto; Leopoldo María Panero es un poeta de impresión, como sus hermanos, como su padre: antes, he dormido en una casa fundada por Santa Teresa, y he caminado las casas de Gaudí. Soy Ignacio, licenciado, doctor, ingeniero.…etc. títulos que nada me valen ante el que me hace y condiciona: ”soldado de infantería”, como Cervantes, Como Calderón, como El Cid, que la inventó; y nunca escribiré como Panero, pero desde su casa andando entro a Castroforte del Baralla, y soy Tip en su casino, soy Español y

ese ejército que ves

vago al yelo, y al calor

lo conozco lo se, lo soy, sigo siendo un soldado, uno más, y punto.

Uno más, y no valgo más que nadie, y soy consciente, y dejo mi vida ahí y cuando vuelvo las progres feministas han copado las plazas públicas y enseñan que el cromañón se impuso porque era más facha, y te callas; y sigues adelante, y te levantas y te hundes, y tu vida, sigue, porque eres Español y sólo he jurado una bandera y sólo serviré en un ejército, y sólo querré a una mujer, y sólo seré hombre cuando los demás también lo sean, que no seré nada que no seamos todos, y asumo lo que sea: porque soy Español.

Y Leopoldo María Panero vive en un psiquiátrico; a Santa Teresa y a San Ignacio los persiguió la inquisición; al Cid el Rey lo desterró porque le pidió honradez; Torrente Ballester no podía asistir a las reuniones de la Real Academia porque estaba extrañado y no podía ir a Madrid; el 3 de abril, con dos cojones y Dionisio Ridruejo fueron a decirle a Franco que si la guerra había acabado se acabaron los fusilamientos; y Cervantes vivía en la cárcel, y Calderón era otro, como yo: y yo, soy español. Garcilaso tuvo que exiliarse a Nápoles, a Antonio Vega lo mató la tristeza del amor.

Soy Español. Juré la Bandera. Soy Español, di mi sangre; soy Español, aguanto lo que sea lo que hagan los “enemigos” porque son españoles, y aquí nadie es mejor que nadie, soy español, Maic; y no puedo aconsejar que vengas a España, mor que te guste, porque soy Español.

7 comentarios:

Rafael dijo...

Entre Cervantes, Calderones y Garcilasos,

echo de menos a los Ortegas, Unamunos y Machados

Ignacio dijo...

Es que esos no eran soldados de infanteria. Como los otros.

Dhavar dijo...

"3 de abril, con dos cojones y Dionisio Ridruejo fueron a decirle a Franco que si la guerra había acabado se acabaron los fusilamientos;"

¿¿¿??? Amplía,acredita y fundamenta esto:Según tú, cierto día 3 de Abril -no dices el año- Torrente Ballester y Dionisio Ridruejo fueron recibidos por Franco - en dónde exactamente?- y le dijeron,muy sobrados ellos "que si la guerra se había acabado se acabaron os fusilamientos".
Y entonces Franco, probablemente el animal político y militar más extraordinario del sigo XX, confundido, les rió la gracieta y les dijo: "Ah. gracias por iluminarme."

Acredita esto, o declara que no es más que un sueño de lampreas.

Respecto al Español eterno y silencioso, en tu nómina falta clamorosamente el que afortunadamente, tras siglos de negarle la existencia, es considerado el mayor Almirante que haya existido jamás: Blas de Lezo.
Que, como no, murió vilipendiado y procesado, y ambas coronas, cada una por sus propios motivos, la Inglesa y la Española, se aplicaron denodadamente a borrar todo vestigio de su nombre, y de la más increíble victoria naval que hayan visto los tiempos: La Batalla de Cartagena de Indias.

Ignacio dijo...

Fué en Burgos, y es público y en los libros esto; también se quejaban del cura que daba ciertas bendiciones, pero vamos. También está esta información en el proceso de canonificicación del opus.

Ignacio dijo...

No olvido a Blas de LEzo, no puedo ponerlos a todos; no es una lista en rigor, es de muestra.

Dhavar dijo...

Buscaré la anécdota,no consigo entender su sentido así a pelo como la has puesto, no le encuentro ni pies ni cabeza, y en las cosas de historia, muchas veces vale más el "ben trovato" que el "vero".

Ignacio dijo...

Orisson ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Yo que tu no lo haría, forastero.":

Bravo, bravo, bravísimo.



Por alguna razón no sale publicado; lo copio y pego.