jueves, 16 de junio de 2011

Palabras como garfios.

Mucho ojo, que si “reivindican” el poder estar en las calles y en las plazas con sus “reivindicaciones” que ya es imposible hasta saber cuales son,  reivindican la calle para las expresiones populares.

Más claro: no sólo están justificando las procesiones, sino que las alientan y se comprometen a respetarlas.

Más claro: si alguno se mete con alguna procesión, hay legitimidad para majarlo a palos, lo dicen los “reivindicadores

Que empiece el baile, con sus criterios.

1 comentario:

NIP dijo...

Buena vuelta, queda que cada ayuntamiento les pase el cargo por la tasa de ocupación de la plaza y paguen impuestos como exigen a otros.Pero los que están en la calle ya no son.Un abrazo.