domingo, 19 de junio de 2011

El fragor de la cultura

Aprende, Losantos, y abandona tanta soberbia: Vox populi, vox dei. Me guste a mi o no me guste, si vale, vale para todos: sean victimas del terrorismo, sean familias en su derecho, sea quien sea.
Abandona tanta soberbia: vox populi, vox dei.
Me guste, o no.
¿Porque tanta vehemencia?


Este domingo los autodenominados "indignados" preparan marchas sobre las principales ciudades españolas.

1 comentario:

Dhavar dijo...

Ignacio:

Porque esta movida es cualquier cosa menos una vox populi. Y los que andan detrás son cualquier cosa menos "populus".
Y el "populus", ahora como siempre, sólo es inercia manejada desde un punto focal fuera de la escena.
Lo único que es "populus" y "fragor de cultura" es la formación de cada día de uan sociedad.
Las Revoluciones, siempre, desde que el mundo es mundo, son obra de minorías poderosas, que agitan sus peones igual que agitan el látigo en la mina.
Siento que el corazón te haya traicionado, porque esta movida forma parte de otra serie de movidas siniestras, y además, a pesar del colorito y los ojitos, ha sido también siniestra y con doblez en su manifestación desde el minuto cero.