lunes, 27 de junio de 2011

Cosas que interesan

He ido al oculista.

Al salir, he sido consciente de que tengo que llevar antiparras. He sido consciente de que cada vez hablo más como mi abuela, y me encanta.

Porque eso es la naturaleza vertebral de la cultura.

8 comentarios:

Sefa dijo...

Y sin un duro.

Crispal dijo...

Bienvenido al club. Ya estabas tardando. Tantas lecturas y sin gafas a tu edad no tiene sentido. ¿O era por miedo al fantasma de Pol Pot? ;-)

Manolillo dijo...

¿Al psiquiatra no fuiste, últimamente?

Ignacio dijo...

Si: ¡quiere que hagamos un número, por los pueblos!


¿Ya sabes quien es tu padre, o aun sigues indagando la guía telefónica?

Ignacio dijo...

Crispal: simple desidia.

NIP dijo...

buenos días Ignacio. La gafa es un objeto que se torna utensilio, acompañante en la meditación.Un abrazo.

Ignacio dijo...

-Gracias

Peggy dijo...

Lo peor son las gafas de cerca , cada vez mas aumento ....