viernes, 6 de mayo de 2011

Extra senso

Imperceptiblemente: pero a poco que me he fijado ya nadie dice que es de izquierdas: sí, los más vehementes y conspicuos militantes se enrocan en posiciones ultramontanas, pero nadie dice ni se asume a la izquierda: todo lo hacen por la democracia; del mismo modo, nadie quiere ser definido como “progre” ni mucho menos. Todos son demócratas, y defienden la democracia; ya no hay antiglobalización, ni definiciones enconadas. Todos se han asentado en “La democracia” y si no en un nacionalismo profuso con una seña de identidad clara: el Barsa como epítome y único fundamento de esa nacionalicismización.

Tampoco me llaman facha ya tanto como antes, los ataques más furibundos son por machista, o por estar contra “la democracia” o las que van de inteligentes me dicen que “estoy enfadado con el mundo

Tampoco enumeran, dicen o argumentan más ideales que “La democracia” y un furibundo desdén hacia el catolicismo, la iglesia, y “La derecha” que lo mismo es el tea party, que intereco (antes, ahora ya la toleran, son de “la democracia”) no fingen ideales, sólo una ferviente oposición furibunda a la derecha, haciendo de derechas todo aquello que no se acomoda a su constructo del mundo.

O sea: reculan sin reconocerse a sí mismos su falacia intelectual, y atacando y haciendo todo el daño posible, amparándose en una superestructura de apoyo que les sirva para proyectarse a sí mismos, siempre conscientes de saberse en posesión de la verdad.

Si hubiera un partido de derechas en España o una organización ciudadana, deberían reconocer que José Luis Rodríguez “El puma” les ha hecho un gran favor. No es el caso.

4 comentarios:

Rafael dijo...

Es que los conceptos políticos de "izquierda" y "derecha" igual están ya un tanto apolillados, y en vez de aclarar, confunden.

¿Acaso Hitler (supuesta derecha) era la antítesis de Stalin (supuesta izquierda)? ¿Por qué arte de birlibirloque los dirigentes de la URSS pasaron en 24 horas de ser de izquierdas y progresistas a encarnar el espíritu conservador y opresivo (veanse las hemerotecas)?

Ignacio dijo...

Hitler siempre se definió socialista, y venia del pc.

NIP dijo...

¿No parece sea "La democracia" aquel velero bergantín, bajel pirata que llaman...? Que no es lo mismo bravura que bravuconada.

A Hitler creo que todavía no ha habido nadie que lo defina bien: claro y exacto. Un abrazo.

Interruptor dijo...

Hitler se definía a sí mismo con perfecta exactitud: nacionalsocialista. Son lo memos que vinieron después los que se empeñaron en hacer absurdas definiciones de quién o qué era Hitler.

No es que los conceptos de derecha e izquierda están apolillados, es que algunos se han empeñado en utilizarlos dándoles significados diferentes a los originales hasta confundirse ellos mismos y no saber de qué coño hablan. Los demás, como es costumbre, le “compran” la idea y el vocabulario y hablan de nada diciendo nada y poniendo nombres que no son. En definitiva: habló la progrHez.