domingo, 17 de abril de 2011

Epifanía pascual de La Galaxia

Cristo entró sobre una burra y el pueblo lo aclamó hasta la extenuación: eran exactamente las mismas personas que luego jalearon su crucifixión: no eran otros, eran las mismas personas: la actitud, permanece, la vigencia del Evangelio es evidente, la estupidez como actitud predefinida de las masas, de tan aberrante aterra: ahora todos defienden la sostenibilidad “del sistema” el ecologismo y la corrección política que no es sino la acomodaticia perversión de querer agradar a todos y ser coronado “miss mundo” y claro, siendo una persona tan maravillosa, es normal que el dinero vaya a ti, por tu conocimiento y sabiduría, aunque algunas cosas es mejor que “el pueblo” no las sepa porque “el sistema es así” y realmente lo que hay que hacer es tener bien sujetos los anclajes del sistema porque “me necesitan” y mi imprescindibilidad me da impunidad: Sirve para la infamia que comete el gobierno con la colaboración activa del ministerio de la oposición con el trato con bandas de asesinos; sirve para que el inquisidor general Valdés excite el celo católico de “el pueblo” para justificar dos autos de fe; sirve para aumentar exponencialmente la administración burocrática y justificarlo sólo en su propia existencia para pervertir, degradar, y confundir a las personas en su afán diario; sirve para justificar los ataques al catolicismo desde el pp a la vez que se declaran católicos: en castellano la enfermedad es neurastenia, en progriz se llama “comportamiento pasivo-agresivo” al cual no es ajena la jerarquía católica, ni la clerecía: tiempos muy extraños.

Sirve para que Botín sea una de las pocas personas con capacidad de decisión en España, y luego los de los partidos quieren mantener la ficción de que sus votantes y militantes son algo más que tontos útiles.

En ningún sitio del mundo se celebra la Pascua como en Sevilla y Andalucía: en rigor geográfico, a más tardía reconquista, más fervor católico, porque sufrieron más tiempo la perfidia sarracena. No busco conspiraciones anticatólicas, porque es evidente que un solo impulso alienta todo esto: la estupidez; colectiva y compartida, fundamentada en la soberbia que da una formación endeble, liviana, y basada en la domesticación, que no el desarrollo de la persona, y orientada a generar “productores” trabajadores, proletarios, nacionalistas, o lo que sea: enfocada a unos intereses determinados, y no al desarrollo de la persona, cada una por sí misma, individual  y única.

En su cultura, y con su idioma: se orienta más al conocimiento del ingles que al conocimiento del idioma propio: serán analfabetos en todo conocimiento.

Se  ataca  al  catolicismo,  porque “monopolizaron”  la educación y el conocimiento: no dicen, porque no saben, que escuelas, institutos y universidad son inventos católicos; citan obviamente la inquisición y una presunta restricción al ejercicio de la sexualidad, que magnifican como enorme represión, negando la realidad, y orgullosos de hacerlo; estos mismos argumentos en conversación personal los utilicé yo: Steve Jobs monopoliza todos los desarrollos de Apple: ¡donde vas a comparar! a Jobs lo adoran como paganos; con los mismos argumentos que deploran la actitud de la iglesia, que además, son mentira.

El pensamiento endeble.

Pero hay un enemigo único: los fachas y la iglesia en una amalgama inconsistente que nadie aclara, ni aclarará; porque van unidos en una misma categoría, iglesia, fe, política y actitud; Chaves, Pajín, Camps, y demás recua cada vez que son pillados en algo responden contando los defectos del otro, cargando sobre el adversario los propios defectos; con consignas vulgarizadas para que sean fácilmente replicables por los más lerdos y exagerando todo dándole una gravedad insólita en lo real: los parricidios copan los informativos, pero sólo los cometidos por los horribles hombres machistas que vamos dando palizas a todas las mujeres del mundo al menos desde Cleopatra, y se minimiza el conchaveo con asesinos para liberarlos de la cárcel y nada se dice del sueldazo que graciosamente se les otorga, por que ellos lo valen: sólo a los asesinos de bandas organizadas, mientras a la gente les embargan el piso.

Machismo, iglesia, fachas, se repiten constantemente con la más mínima excusa y sin ninguna certeza ni adecuadamente; pero todo va orquestado. Y a cada vez que un argumento se agota, o incluso antes de que lo haga hay un nuevo cuento para marear; no hay manera de acabar un argumento o una conversación porque enseguida salen con otro cuento.

No se habla de los robos de según quien o del poder enorme que da el gobierno y la oposición a banqueros y asesinos, ni de sus rendiciones: de eso, no se habla.

Y todo basado en el odio y la envidia, así arraiga mejor en las personas carentes de formación. y si no piensas como todo el mundo, “facha” si no eres del psoe o del pp “es que no estás en la realidad cotidiana” y desdoro a quien no traga con esta satrapía aberrante y ridícula.

Exactamente como actuaron contra Cristo; exactamente como actuó el Inquisidor General Valdés para justificar dos autos de fe y un proceso, exactamente como normalizó y dictaminó Goebbels en sus principios de propaganda.

En el plazo que transcurre entre ahora y seis millones reales de parados, habrá revueltas sociales: seguro que no soy el único que concluye esto; la progrez mantiene constantemente mareados a sus militantes, seguidores y tontos útiles porque todos creen que van a poder capitalizarlo: y va a ser algo duro realmente; nadie va a poder capitalizarlo aunque desde partidos, sindicatos, ONG y demás cuadrilla crean que van poder capitalizarlo por las condiciones objetivas para conquistar no se qué estupidez; va a haber revueltas, en España, y no serán tan civilizadas como las de Túnez y Egipto: mientras tanto van saqueando “por si acaso” pero se va a liar parda.

Lo escribo hoy, lo certificará la realidad: el sistema muere robando y matando aparentemente impune; veremos cosas que jamás nos explicaremos: la solución es simple y sencilla: en los pecados capitales veréis la solución.

Si los que aclamaron a Cristo en pocos días lo apedrearon y crucificaron, aquí hay demasiados que se creen van a quedar impunes. Tristes signos de los tiempos, luminarias de la miseria, albores de horror.

Es Pascua, La tarara.

2 comentarios:

NIP dijo...

No fueron las mismas personas, por eso en Jerusalén se pregunta "¿Quién es éste?".Un abrazo.

Ignacio dijo...

Claro que eran los mismos: ésa es la prueba.