viernes, 15 de abril de 2011

En cuadrilla

El pueblo echó abajo el muro de Berlín y entonces se destapó el horrible holodomor al que habían sido sometidos todos los rusos: y alrededores. Del zarismo pasando por la socialdemocracia excelsa llamada socialismo, volvieron a un sistema zarista socialdemócrata que realmente es una autocracia terrible: proliferan las mafias de la peor calaña y y con los peores objetivos posibles; malas artes, gentuza, lo peor de lo peor, y lo exportan al mundo entero. En Cuba está sucediendo una transición: están preparando la transición a un sistema de mafias crueles que se sustenten en su propia maldad, y en ella justificarse: están ya proliferando en España las bandas cubanas: una vez organizadas servirán al mejor postor, y acabarán siendo más que un problema.

Todo el socialismo y la socialdemocracia acaban sirviendo a bandas de asesinos, o a plutocracias siniestras: nunca nada de estos inventos ha dado nada bueno de si, y ahora, España, se encamina a preparar cada uno su banda que le proteja, más allá del estado, la nación, España y lo que sea: todo el mundo se afilia a bandas, porque esto lo han destrozado; y como no sean los españoles los que lo hagan, de esta no salimos.

2 comentarios:

Dhavar dijo...

Amén.Donde se ve que el feudalismo, como todo "momento" organizativo, es tan permanente como la tabla de multiplicar.
Aunque sospecho que en este nuevo feudalismo el "foedus" se hará a la manera bíblica, marcando con hierro la piel o implantando un chip de seguimiento que active una bomba en caso de deserción de la banda.
Los libertarios seguro que disfrutan un huevo al ver cumplido su sueño político. Ah, la liberté!

NIP dijo...

Buenos días Ignacio.Existe en el mundo un silencio sobre el horror de la CCCP escalofriante. Ebullición ya hay sólo falta compresión. Un abrazo.