jueves, 7 de abril de 2011

El rigor de los clásicos

Leviatán se ha cebado en Japón: todos hablan de tsunami, porque lo encuentran mas minimal zen o algo así, y porque ignoran su propia cultura: Leviatán se ha cebado sobre Japón, y en vez de apiadarse de las víctimas y compadecerse de los vivos, generan un “debate” sobre la seguridad de las centrales nucleares para no hablar de que nadie se ha apiadado ni ha tenido compasión de las víctimas de Leviatán: así, sojuzgan sus conciencias al mando que les es impuesto como esclavos morales.

De paso se inventan una variable de contabilidad energética para subir más impuestos y extorsionar más a los Españoles: en todo rio revuelto los pescadores medran, y ellos remueven las aguas, con furor, todos, porque les va la vida en ellos “mi tesoro” claman, desde el gobierno; “mi tesoro” aúllan desde la oposición.

El galgo terrible parte a Libia a desatar el furor jacobino y las ansias imperiales de un advenedizo, muere la gente y no sabemos porqué, y nadie se pregunta porqué si en Túnez y Egipto dieron una lección al mundo con su presencia y nada más, en Libia al día siguiente ya había un ejército “rebelde” armado y operativo al cual España ha ayudado a bombardear Libios morenos.

Todo sea por el marketing, la “conciencia ciudadana” la “política social” y dos huevos duros: creen que cambiando el nombre a las cosas les cambian su esencia; creen que porque desconocen su pasado, su historia y sus monstruos, estos no existen.

Existen; ha bramado Leviatán.

Y hay otro párrafo que no es aplicable a ellos, sino a nosotros:

Si estos callan, hablarán las piedras

1 comentario:

Dhavar dijo...

Bueno, ya sabes que en Libia, como aquí y en cualquier sitio, todo el mundo tiene listo un AK-47 o un Uzzi en el trastero junto con el equipo de esquí y las raquetas de tenis.