miércoles, 6 de abril de 2011

Blogging

Se trata de un excepcional documento muy bien elaborado y mejor documentado en el que tomando como disculpa el juicio al arzobispo Carranza, en realidad Ignacio nos habla del deporte nacional preferido por los españoles, que no es precisamente el fútbol, sino la envidia y como la misma puede arruinar la vida de las personas. Envidia acompañada de ambición desmesurada por el poder, una combinación letal.

2 comentarios:

Dhavar dijo...

Recién terminada la carrera de Derecho, entré a trabajar en un Despacho reputado.
Un día, el jefe decidió que ya había servido bastantes cafés y que me sumara al grupo de análisis inicial de un caso (Era un tema mercantil gordo).
Cuando expuse mi opinión se produjo un silencio y todos tenían cara de estupor.
Entonces, el Jefe, con gran ternura, me dijo: Nacho, has estado brillante, y no veo ningún fallo en la argumentación. Pero entérate de una vez para siempre:No se trata de encontrar las razones para apoyar una posición, se trata de hacer desaparecer todo lo que no la apoye, y punto.
No volví a cometer el mismo fallo nunca más.

Ignacio dijo...

Oído