miércoles, 16 de febrero de 2011

Un acierto rotundo

PSOE: Griñán al PP: “Están contra las reformas porque llevan en sus genes el espíritu de Trento. Son Contrarrevolucionarios”

Lo ha definido con una rotundidad que me asombra en alguien de la hez política actual.

Sí, yo estoy con el “espíritu de Trento” en lo que tuvo de inspiración de Luis Vives, Francisco de Vitoria, y que abanderó el Arzobispo Carranza. Porque más allá de lo que es teología, y no entro en términos de la fe, en Trento la discusión que se resuelve a los niveles de personas normales da por un lado el catolicismo, lo cual hemos vivido todos tal cual es sin necesidad de ser teólogos, y por el otro lado da el puritanismo calvinista, ese horror de control social tan aberrante del cual antes nos reíamos cuando veíamos en USA su profusión y que ahora nos impone el gobierno de la manera más vil “por nuestro bien” ese meapilismo horrible y degenerado de control de todo y de entrometerse en la vida de la gente: eso, es lo que está haciendo este repugnante gobierno.

Si, frente al calvinismo puritano del gobierno, yo soy de los de la parte católica.

Son contrarrevolucionarios”

Si; yo si: la verdadera revolución desde el asentamiento urbano de la humanidad es la red y todo lo que ello conlleva: esa revolución que pretenden parar, prohibir y secuestrar, la auténtica evolución de la cultura. Contra esa real evolución de la cultura que sí es revolucionaria, esos, están en contra. Se creen mejores porque tienen ensoñaciones de pistolero que salva al pueblo de los malos, cuando realmente son la banda de forajidos.

Si me habla de palacios de invierno, o de la algarabía de Paris de 1789, tan sólo son muchedumbres y pogroms que han acabado cambiando a un modelo de Reyes por otros, con otros nombres y apariencias: pero de Francia salió Napoleón, y no cambiaron a mejor, de Rusia, han vuelto a tener Zares, pero por lo civil.

Si, ha acertado este tipo: sólo que realmente habla en nombre de los partidos, sindicatos y ONG del régimen, en eso están todos de acuerdo, y yo, en contra de ellos.

Y no soy el único.

2 comentarios:

El erizo dijo...

La definición es buena y a ti seguro que te va bien. Pero al PP...no lo veo yo muy tridentino.

Ignacio dijo...

Entra dentro de su negocio el aparentar un efnfrentamiento para engañar a la gente, pero mira, sin ir mas lejos la ley antiblogs: a la vez que la votabnan, los imbéciles del pp querían ponerse al frente de los que protestaban, y en twitter les dieron por tdas partes; son el mismo partido dividido en dos facciones, y nada más, el que no quiera verlo no lo verá.
A este sistema se le ve demasiado el plumero, cierran toda posibilidad de alternativa, y creen que nos engañan a todos, pero no es así.
Los tridentinos en este momento somos los que andamos por la red y desde luego, no en el purtianismo calvinista que tanto promueven.