viernes, 24 de septiembre de 2010

Excelencia de la enseñanza

La clasificación determina en una categoría de zona y de género, así es más fácil: pongamos el ejemplo que siempre ilustra a la par que enseña y moralejiza: sobre una determinada zona (Valencia, por ejemplo) se estudia la literatura actual. Pero no es políticamente correcto. Entonces se decide estudiar la literatura feminista contemporánea. Y no hay nada. Entonces se decide estudiar la literatura feminista y su evolución histórica en la zona de estudio a lo largo de la historia.

Obviamente, la enchufada se doctora y claro, siendo “de los nuestros” y del partido aunque crítica, se le facilita un puesto en la universidad. Como esa universidad ha hecho eso, acto seguido como un virus se difunde por todas las universidades de España.

Y claro, como todos son antiimperialistas, antiamericanos, ecologistas, feministas, anticatólicos, sientíficos, y progres en general, por lógica sublime de su gran cultura (son profesores ¡de la universidad!) no sólo no han leído un libro en su vida: ya saben que no tienen que hacerlo, tienen el sueldo fijo. Pero son cultos, por el mismo rigor que su horóscopo o su sublime estupidez genética; y por ello, como oyen por ahí (supongo que en series de tv) que en América el que no publica va a la calle, se sienten obligados a publicar a menudo sesudos estudios vacios sobre la nada vacua pero con pompa y circunstancia, en ediciones universitarias que pagamos a precio de oro.

El mejor negocio que se puede hacer hoy en España es comprar a los progres por lo que valen, y venderlos por lo que se creen que valen.

Y claro, literatura feminista escrita por mujeres en Valencia puede ser que haya algún libro (no lo conozco) pero sobre un sólo libro, se publicarán unos diez mil que no se venderán ni regalados por favor, que los alumnos obviamente deberán manejar porque lo importante es “la bibliografía”.

Más claro: alguien escribió una novela y no ganó nada con ello, y a cuenta de eso se escriben cincuenta mil cosas de esa obra para justificar la vida de otros tantos caraduras y vividores, que juzgarán esa obra, pero que son incapaces de hacer nada por sí mismos, aunque sea malo. Eso, se llama inepcia.

Pero eso sí, lo importante es publicar: publican estudios que entre todos vienen a decir: “como somos divinos debéis leernos por aburridos que seamos” porque mira que son pelmas, ágrafos, incultos, ignorantes y analfabetos en general todos los de esas recuas. Y no sumemos los congresos, reuniones, simposios y citas con furcias en general, que todas han de ser becadas por la universidad dado el enorme valor de sus estudios tan importantes para su propia autoadoración de su leyenda personal: a la vanguardia de todo, faltaría más.

¿Sólo con la literatura? trasladarlo a cualquier campo; y mirad la cantidad de estupideces y memeces, cuando no asombros de obviedades se publican por la universidad: da vergüenza.

Pero son “la vanguardia intelectual de la sociedad” y como se lo creen, hay que pagarles a precio de oro una vidorra miserable en tiempo y forma.

Lo que no harán, aunque todos son ecologistas, es montar una web, un wiki o un blog comunal donde publicar lo que “necesita ser estudiado y conocido porque yo lo valgo” gratis para quien quiera leerlo (nadie) y nada más: es más ecológico, mas libre, mas adecuado, más universal y mejor: no, es que ellos son realmente divinos de la muerte y deben estar en papel de lujo las memeces que se les ocurren.

Y por supuesto nunca en la red: desde al menos hace cinco años hay un software que dado un trozo del escrito te busca de donde ha salido: jugando con eso se descubrieron las trapacerías de un montón de profesores universitarios europeos, catedráticos y demás inteletuales del gremio. (Puedo citar 17, de las universidades de Valencia, de corrido, con las referencias) Cuando corrió a USA (5 minutos) cayeron casi todas las publicaciones universitarias tan baladís, inspiradas casualmente por blogueros vulgares: no son inteletuales, y si en vez de inspirar se copia entero ¿que mas da? no son inteletuales como ellos que tienen el titulo de inteletual por el partido. En España lo más clamoroso era una tal Echevarría, que iba de mujer oprimida comprimida y reprimida que los hombres no le dejaban pero ella luchaba y se hacía un puesto. Ignoro el camino por el que se dio tanto autobombo en su época (no lo ignoro): no aguantó ni cinco minutos, había copiado hasta el número del DNI, supongo que será una inteletual muy valorada. Es que no había escrito ni una página ella, todo copiado de la blogosfera.

Por eso nos quieren cerrar.

4 comentarios:

Seneka dijo...

Pero Ignacio ... si chapan el chiringo ¿de dónde van a copiar entonces?.

No, esto no lo van a chapar. Se van a gastar una millonada en controlarlo, pero no lo chapan.

Interruptor dijo...

Pero si nos cierran ¿a quién copiarán?

De todas formas, como bien dices, eso de publicar mierda que a nadie interesa y que nos cuesta un pastón no se da sólo en la universidad, se da en todo lo que la hez de la progrez toca. Cuando se trata de gastar nuestro dinero en publicaciones, hasta se publica un mapa del clítoris (para que alguna lo encuentre, que no sabía dónde estaba).

No tienen ideas, no tienen inteligencia y viven a nuestra costa. Lo que uno se pregunta es: ¿no seremos nosotros tontos de remate? Es que estamos manteniendo con nuestro trabajo y nuestro dinero a una caterva de inútiles y descerebrados que viven a cuerpo de rey sin dar un palo al agua y jodiéndonos todo lo que pueden. Lo normal sería que los echásemos a patadas en el velo del paladar.

Dhavar dijo...

Ya decía un sacerdote egipcio que a él no le gustaba nada ese "nuevo invento" de la escritura, que hacía a cualquiera "semejante a un hombre instruido" sin serlo.
Por lo menos, si recuperáramos su origen (lito- ratura .lité y litos es piedra), se ganaría mucho.Tener que esculpir en piedra es jodido, caro y cansado,y sólo se haría con lo absolutamente esencial y necesario.
Por eso los super maestros no escriben.Como mucho, levantan un Monolito o altar.

Ignacio dijo...

O este lado de la galaxia.