jueves, 23 de septiembre de 2010

Enseñar al que no sabe

-El día empieza y acaba cuando sale el Sol. El orto solar marca el tránsito entre un día y otro: la noche pertenece al día que pasó; a partir del amanecer es el día siguiente; la noche, ha sido la noche anterior. Es decir, los programas de los medios clásicos que a partir de las doce de la noche dicen la fecha del día siguiente, no saben lo que dicen: no deben ser muy fiables.

-El mediodía es a partir de la hora de la comida. La hora de comer en España es las dos, con los ajustes propios, entre las dos y las tres. Antes es buenos días y después, buenas tardes. Eso de buenas tardes a partir de las doce es una estupidez pretendidamente cientifista pero ridícula hasta vomitar.

-La hora de la cena en España es las nueve de la noche. Antes es buenas tardes, después buenas noches.

-Las comidas en España son: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Los que quedan a comer y lo llaman almuerzo son unos incultos, cursis y relamidos.

-Los peregrinos van a Santiago andando desde Roncesvalles; los Romeros, a Roma; los palmeros a Tierra Santa: lo escribió Dante, y a mí me vale. El que le enmiende la plana a Dante no soy yo; allá se  apañen, pero los que van a ver al Papa a Inglaterra NO son peregrinos: son turistas, sajones, herejes, luteranos, gente maja, viajeros o turistas pero NO peregrinos.

8 comentarios:

Seneka dijo...

Si señor. Precisión, precisión y precisión. Que luego no hay forma de entenderse.

Interruptor dijo...

O sea, que al pan, pan y al vino, vino, y yo añado que al culo, culo.

Por cierto, sobre lo que es la noche, la tarde y estas cuestiones, estoy harto de oír a ignorantes hablar de “las dos de la mañana” para referirse a las dos de la noche, porque las dos de la mañana serán las del mediodía si es que aún no has comido. Lo mismo sucede con la una o las tres. Las cuatro de la mañana no existen, puede que sí las cuatro de la madrugada, pero nada más, y lo mismo con las cinco. A partir de las seis ya podemos hablar de mañana, pues en algunas épocas del año ya ha amanecido a esa hora.

Y esto no es manía mía, esto es norma académica.

Ignacio dijo...

Yo a vla academia no le tengo mucho aprecio, la verdad, y hablan sin saber pero con corrección política.

Las dos de la mañana está bien dicho.

Aunque sea de noche o la madrugada, no es la mañana, pero la hora es de la mañana; tiene que ver con el horario religioso, la estrella de la mañana y esas cosas, la vigilia y el viernes santo; si la academia dice lo contrario es porque no conocen ni el lengüaje ni su uso, pero en medio de la noche, son las tantas de la mañana, desde antes de Nebrija que ya lo refleja.

Elena Lechuga dijo...

Hipótesis claras, diáfanas y acertadas donde las haya. Buenos días.

Interruptor dijo...

Ignacio, pregúntale a los mayores, verás que nunca han entendido eso de las dos de la mañana. No sé la costumbres sobre esto en tu tierra, pero tanto los mayores en Galicia como en Andalucía, que son las zonas por donde más conozco, no entienden eso. La mañana está marcada por la salida del sol, y lo que antecede a eso no es mañana. Y eso es una expresión moderna que ya nos hemos acostumbrado a oír, pero eso no la hace correcta.

Si queremos buscar justificaciones a una expresión errónea, seguro que encontramos miles, incluso para llamar peregrinos a los romeros, pero no hace que esté bien dicho.

Y ya sé que la Academia no te entusiasma, pero es que en la Academia hay académicos de verdad y memos a los que han puesto ahí por no sé qué motivos políticamente correctos (de hecho hay alguno que no sabe ni escribir aunque edite libros). Pero lee a los de verdad, a los políticamente incorrectos, que son los únicos que trabajan en serio, y a lo mejor cambias de opinión. Te recomiendo especialmente a Gregorio Salvador y también a Lázaro Carreter, pero me gusta más el primero.

Ignacio dijo...

Están leídos.
Lo de la mañana en serio que tiene que ver con "romper la mañana " el jueves santo.

Interruptor dijo...

Pues a mí me sigue doliendo el oído al oír llamar mañana a la una de la noche, y toda persona instruida con la que lo he comentado le pasa lo mismo, eres el primero al que no. Pero, pa ti la perra gorda (o la chica, como gustes).

Ignacio dijo...

No es eso joder, es que es un tema al que he dedicado atención, no es que se me haya ocurrido sobre la marcha; lo de la mañana lo tienes en todos los clásicos prácticamente, y en los libros de caballerías en todos; pero si hay autoridad que diga lo contrario yo me callo, que remedio.

Autoridad: nada que ver con la academia.