miércoles, 2 de junio de 2010

Saber de que se habla

O al  menos intentar comprender siendo objetivos: dos discusiones en facebook recientes han basado su argumentación en comparar a los no progres con Hitler; víctimas de la propaganda esa gente acaba siendo peligrosa: los tontos útiles siempre son la carne de cañón para ejecutar crímenes con impunidad.

Los mismos empiezan a cuestionarse el apoyo a Israel: que si hay que destruirlo, que si no se que: en principio sería partidario de cargarme todo el constructo sobre el que se creó Israel: La ONU, y toda esa burocracia infame y degradada, y esa veneración sumisa a “los derechos humanos” como máxima ineluctable: todo contra la cristiandad vale; y de paso, se mira sin ningún criterio todo lo referido a las juderías.

Antes de hablar hay que saber que es Judío, judaísmo, semita, semitismo, Israel, israelita, el papel de Lawrence de Arabia en el lío de áfrica, la conferencia de Yalta y objetivizar: ¿que ha pasado, quien destruyó el Líbano? porque el enemigo ha declarado sus intenciones, y la propaganda ciega los ojos.

Aquí tenéis al Tío de Arafat, el que le dejó en herencia la OLP, desfilando ante Hitler orgulloso de ser nazi.

1 comentario:

Pablo dijo...

¿Este es el mismo Gran Mufti de Jerusalén que el mismo día de la independencia de Israel proclamó la guerra santa contra los judíos?