viernes, 4 de junio de 2010

No, si la culpa es mía

Ahora resulta que la culpa de la crisis la tenemos los que escribimos en la red e utilizamos internet en su plena libertad: José Luis Rodríguez "el Puma" ha decidido que si ellos controlan los medios de comunicación se acaban los problemas.
No se nos había ocurrido.
Lo de controlar la comunicación a Hitler, Goebbels y Stalin, tampoco.
Estos comunistas que poquito necesitan para enseñar el plumero de su afán de esclavitud.


luchar contra la piratería informativa y cultural es "una exigencia perentoria"

3 comentarios:

Interruptor dijo...

Lo más asombroso es que se lo creen. Son como el avestruz, al enterrar la cabeza y no ver el problema “desaparece”. Como si porque la gente no se enterase por los medios fuera a haber menos paro y el estado no fuese a la quiebra.

Es que no es más tonto porque no entrena.

Dhavar dijo...

Da igual lo que regulen.El genio de la botella, la "palabra eléctrónica y multilocada" es indomesticble.Si el Samidatz fue posible - cuidado, pensad despacio en los aspectos físicos y logísticos de la azaña-, imaginemos las nulas posibilidades de poner puertas al campo, cuando críos de 14 años entran y salen a su antojo los sistemas del Pentágono.
Y si, la incontrolabilidad lo es también para los criminales, como mis manos, que pueden matar, como mis pasos, que pueden patear, como mi casa, dónde tantos botines y cadáveres.
" En el final, es el signo eléctrico el que todo lo hace".

Luis Amézaga dijo...

En esa batalla tiene a los medios de comunicación, tan necesitados los pobres, de su parte. Apuestan por el editorialismo, el controlar el pie del que cojea cada uno. Dan asquito. Pero ya nos dio el aviso de por dónde quieren que vayan las cosas el señorito Steve Jobs: No quiero un país de blogueros.