viernes, 9 de abril de 2010

Entendiendo la neolingüa

Eficiencia

No importa el qué; lo que importa es que sea eficiente: un tratamiento psiquiátrico lo es aunque destroce a una persona y la encierre en una cárcel química para toda su vida: mediante un parámetro decidido por un elemento que tiene la capacidad de hacerlo pero dudosamente la titulación necesaria, y por supuesto carente de toda preparación: escriben “ecsamen” pero tienen la capacidad de esa condena: eficiencia; es la palabra, como la cirujana que en medio de la operación tuvo que llamar a su hija por móvil desde el quirófano, y aunque alguien llamó a otro cirujano el paciente murió: en la reunión interna acusó de machismo a todos porque ignoraban que como mujer tenia sensibilidad y estaba en su derecho, porque ella era mujer: sigue cobrando el sueldo a fecha de hoy, el muerto enterrado.

Eficiencia, lo aplican a la energía o al agua, a la política y así justifican no hacer nada pero con toda la parafernalia necesaria para justificarse.

Habría que enseñar a distinguir eficiencia, eficacia y honestidad.

Consenso

Todo es por consenso, y ningún político dirá lo contrario: consenso significa que si el subnormal de turno dice que tres y dos son siete, y tu dices que cinco, el político firmará una ley por la cual tres y dos son seis, por consenso.

Habría que enseñar a distinguir entre consenso, sumisión, miedo y ridículo.

Sostenibilidad

Lo que sea ha de ser sostenible: sostenible significa que no cause ninguna distorsión, ruido, o simplemente rotundidad en ningún acto, todo ha de ser suave, delicado, lavado con Perlán: sostenible es todo aquello que sirve para sostener el status de una cuadrilla; ahora es “la sostenibilidad del sistema” que significa que realmente saben que el sistema es ridículo pero han de hacer lo que sea por mantenerlo ante el miedo de enfrentarse a su propio fracaso y tener que asumirlo: el ridículo y aberrante sistema ha de ser sostenible.

Habría que explicar que usan sostenibilidad como una mala traducción del gabacho  de sustentabilidad, y que mantener un sistema falaz y aberrante es el error y sólo demuestra su estulticia.

Democracia

Es la manera de referirse al postfranquismo y de satanizar a todos aquellos antifranquistas: es el principio de trasposición de Goebbels, es la manera de engañar a la gente y a sí mismos porque como todo el mundo sabe “aquí debemos mandar lo de toda la vida” y será cruelmente denostado el que diga la gran palabra: listas abiertas; democracia es lo que la satrapía decida que sea.

Sindicatos

Grupos de agitación organizados y al servicio del poder, como las SS alemanas, sin ser parte del “sistema” pero siempre agitando en la dirección que al poder le interesa: bien dotados económicamente, no se puede decir lo mismo de su capacidad de honestidad.

Partidos democráticos

Organizaciones de intereses mutuos.

Corrupción

Eso que tienen los demás y que me ha pasado a mí pero por culpa de otro.

Derecha en España

Inexistente, y por si acaso socialmente satanizada de antemano con denuestos por parte de gente que ni sabe de lo que habla.

Intelectual

Alelado que cobra del sistema por hacer la pelota y ser sumiso. Tiene opinión absolutamente de todo pero ni siquiera ha leído un libro en su vida.

Artista

Aquel que haga algo con algo de técnica y sin ningún arte que cobre del sistema. Tiene opinión absolutamente de todo pero ni siquiera ha leído un libro en su vida.

Católico

Persona que se esconde para ocultar su fe tanto de la estructura del sistema político como de la jerarquía católica para poder ser coherente con su fe antigüa que formó la Cultura y España.

Español

Uno que llora.

Europeo

Todos los demás.

2 comentarios:

Seneka dijo...

Acertadísimo, Ignacio. Como puedes imaginar, las que más me han gustado son las definiciones de ESPAÑOL y, sobre todo, de CATÓLICO ... ¡qué puntazo!.

¡Ah!, tengo un sinónimo de consenso: "pacto de miseria". Lo del paciente del dentista que le agarra por los huevos y tal y tal ...

Ignacio dijo...

Luis Amézaga ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Entendiendo la neolingüa":

Por mi experiencia, las personas más incompetentes en su puesto de trabajo suelen ser las más simpáticas. No sé si sirve para alguna definición.

Publicar este comentario.

Rechazar este comentario.

Moderar comentarios de este blog.

Publicado por Luis Amézaga para Este lado de la galaxia a las 11:54

Error mio