miércoles, 17 de marzo de 2010

Son seres vivos pero no seres humanos

los judíos son "bacterias, microbios sin paralelo en el mundo" y ha afirmado que "luchará contra quienes defiendan que son seres humanos porque no lo son".

Vamos avanzando:

EJEM

Adolf Hitler, 1939:

“Los judíos, independientemente de su edad, son seres vivos; pero no está demostrado que sean humanos, no hay base científica para ello”.

Bibiana Aido, 2009:

Un feto es un ser vivo, claro; lo que no podemos hablar es de ser humano, porque eso no tiene ninguna base científica”.

7 comentarios:

Interruptor dijo...

Al loro con las coincidencias:

Hitler en 1936:
"Un judío, independientemente de su edad, es claro que es un ser vivo;
ahora bien no puede afirmarse que sea un ser humano, no hay base
científica para ello".

Bibiana Aído en 2009:
"Un feto es un ser vivo, pero no puede afirmarse que sea un ser humano
porque eso no tiene ninguna base científica".

Pues no veo yo las diferencias entre los tres comentarios. ¿Alguien las ve?

Ignacio dijo...

http://arkesis.blogspot.com/2009/12/ejem.html

Museros dijo...

Yo veo aún más grave el afirmar que un nasciturus es un ser humano y, aun así, justificar las leyes que permiten matarlos, como hacen los que, entre lágrimas de cocodrilo, financian abortorios mientras hablan de "consenso".

La afirmación de Bibiana Aido encierra otra afirmación implícita: Se les puede matar porque no son humanos, pero si fuesen humanos, no se les podría matar.

En cambio, los "malminoristas" que gritan a los cuatro vientos que el nasciturus es un ser humano, pero apoyan incondicionalmente a los que defienden leyes que permiten matarlos, razonan de forma más perversa aún:

"Son seres humanos, sí, pero, aun así, matarlos por cientos de miles no es tan grave como para cambiar el sentido de mi voto".

En serio: el mal menor, en este caso, son Bibiana, el jeque de Hamas, y Hitler. Su forma de razonar, al menos, implica que sólo se puede matar a los no-humanos.

Interruptor dijo...

Museros, pero es que su “razonamiento” parte de que “yo declaro humanos o no-humanos según me parezca en cada momento”. Y la Aído (y el gobierno y los demás que han votado que sí a esta reforma de la ley) además dicen que “es un derecho matar al que nos molesta que yo he decidido que es no-humano para poder matarlo”.

Ignacio, veo que has puesto el enlace a tu otro post. No esperaba menos. Es que las coincidencias cada día llaman más la atención. La verdad es que las pocas diferencias que veo entre nuestro gobierno y Hamas se reducen a que unos enarbolan la bandera del Islam para justificar crímenes y su totalitarismo y los otros la bandera del laicismo para justificar los suyos.

Museros dijo...

Interruptor:

Sí, pero aún peores son los que dicen que un judío no es un ser humano, son los que dicen que un judío es un ser humano, pero prestan su apoyo incondicional a partidos favorables al asesinato de judíos.

Estos últimos ni siquiera pueden alegar ignorancia en lo que hacen. Aunque su fanatismo les haga creer que son mejores, no lo son (todo lo contrario).

Es una enfermedad muy extendida entre el postmodernismo: creer que ser consciente de que algo es malo te absuelve en el caso de hacerlo o de apoyarlo.

Por eso, que para muchos, Bibiana Aído (cuyo razonamiento implica que a un ser humano no se le puede matar) es perversa y Esperanza Aguirre (que afirma que el aborto es un asesinato mientras hace lo que hace y defiende las leyes que lo permiten) es la reencarnación de Agustina de Aragón, cuando la segunda tiene mucho más delito (en todos los sentidos) que la primera.

Si Hitler hubiese hecho lo mismo, pero hubiese dicho que el asesinato de judíos era un "delito despenalizado" y hubiese dicho que un judío era un ser humano, no merecería un aplauso, sino mayor condenación si cabe, por cínico además de genocida y asesino.

Interruptor dijo...

Pero si el cinismo es lo que dicen estos tres. Ellos saben perfectamente que se trata de seres humanos (bueno, Hitler y el de Hamas, porque la Aído, que no sabe hacer la O con un canuto, no sé si lo sabrá) pero dicen que no para buscar una justificación ante los ojos de los demás. Sinceramente, prefiero al que reconoce la verdad y dice que él considera que en ciertas ocasiones es lícito matar a otros hombres, como quienes defienden la pena de muerte (y con esto no estoy comparando un aborto o un asesinato de un judío con matar a un asesino, pero todo ello son asesinatos de seres humanos aunque en un caso la víctima sea culpable de un delito y en los otros casos no). Ahí ya podemos discutir con razonamientos, cuando lo que hay son mentiras, cinismo e ignorancia no se puede discutir nada.

Con todo eso no justifico ni de lejos el que una comunidad financie abortorios cuando su presidenta dice que el aborto es un crimen, eso también es cinismo puro y duro.

luigichido dijo...

Y lo más trágico es que quien comenzó con esa teoría de "tiene código genético humano, pero no es ser humano" fue el ilustre científico Carl Sagan.

Mucho ayudaría que en todos los templos católicos se repartieran folletos sobre embriología simplificada. Necesitamos que toda la población sepa que un embrión de dos meses tiene varios órganos funcionantes: corazón, riñones, hígado, bazo...