miércoles, 10 de marzo de 2010

Running Apocalipsis

En un bucle autogenético llevamos desde los setenta viendo como a cada película de catástrofes le sucede un movimiento aparentemente espontaneo y bondadoso hasta la beatería meapilas: si no era salvad a las ballenas, era el deshielo; y a todo movimiento hay un montón de películas de catástrofes relacionadas: la capacidad de guionistas de Hollywood ha sido la referencia ideológica de todos los movimientos de la teología de la vegetación y la excusa proyectada en la génesis y desarrollo de grandes fortunas: lo de los biocombustibles, aunque provocara hambrunas por la subida del precio del maíz, forró a muchos; las “energías renovables” demuestran que el principio de conservación de la energía es electivo: solo no se crea ni se destruye sino que sólo se transforma lo que es políticamente correcto y económicamente productivo.

En un prodigio de inmadurez sublimada, toda la progrez y sus eximios representantes en la satrapía política semoviente se emperran en mantener la ficción de un bondadosismo más allá de las leyes de la naturaleza “porque es científico” y se basa en términos científicos: incapaces siempre de enfrentarse a un argumento basado en la ciencia, su respuesta es clara: si no estás de acuerdo, eres facha: es la ley de Ignacio.

Se traslada de tan deplorable modo un sistema referencial importado de USA: la regulación moral y de la moral es “La constitución” y no tardaré en oír en España que haya quien se acoja a la quinta enmienda. Nadie reivindica su propia cultura y formación para argumentar respecto a la realidad inminente: la historia se acaba en una serie de tv, o en una película, o en una imagen personal inmadura reflejada de una película seguramente mala sobre la cual elaboran una leyenda personal que coincide plenamente con algún papel imaginado en Hollywood. El referencial histórico es alguna película vista: el referencial ideológico pues no nos extrañe que sea un libro de autoayuda; no nos extrañemos que los que se consideran teólogos es porque han comprado un libro de recopilación de frases de Paulo Coelho; no me extrañaré más de escuchar en misa a Paulo Coelho recitado con acento sudamericano desde el altar mientras otro tañe una guitarra  y yo me levanto y me largo porque es que lo de la misa aquella en Puente la Reina era para haber sacado a guantazos del templo a los nuevos líderes de la música pop que actúan desde los altares, y seguramente se creen en la verdad “que humilde soy, que comparto con vosotros MI magnificidad

Líderes de la música pop, pero sin cantar: exige haber estudiado y tener algún don del cual carecen: no de ese, de cualquiera: sea lejos de mi la lucidez o la humildad: se configura una realidad política en la cual vemos que se trata de ganar un concurso depravado de tv y nada más: la única diferencia entre los dos partidos de la satrapía es ver quien tiene más adeptos, el corpus ideológico o de actuación no existe: si se puede no se dice nada, pero que se vea que somos candidatos ideales a miss mundo y nada más, nada más.

Pensé muy mal cuando supe que había sido el Cardenal Bueno el que había becado a Lovaina al falangista de moda en Sevilla: Felipe González con el correr del tiempo ha demostrado ser lo que siempre demostró: no es en vano que se fuera de vacaciones en el Azor, era el heredero del atado y bien atado:

El Régimen sabía perfectamente quién era Felipe González. El ministro de Información pedía a los periódicos que no desvelaran la identidad de Isidoro (pseudónimo del líder socialista) porque le quería mantener. Para el futuro, el Régimen sabía que algún día tendría que venir el socialismo y que era mejor que lo trajera González y no cualquier otro

Son todos por todas partes la herencia del franquismo, por eso lo deploran tanto: no quieren que se vea su filiación; por eso cuentan tantas bobadas de aquella época: magnifican su leyenda personal, y se evita que se conozca su origen real y de inmediatez: atado y bien atado, el postfranquismo es la etapa más totalitaria de la  historia de España.

No es inocente ni banal que la asamblea de obispos exija permanentemente su cuota de pantalla, su presencia mediática y su personación en la realidad de la corte del césar al cual le dan a menudo lo que es de Dios, confunden a la grey y los pastores están comiendo en la posada mientras desorientado el rebaño no sabe para donde pegar: porque no todos piensan, ni se esfuerzan en hacerlo ni tienen criterio: a los desamparados, que les den: la jerarquía eclesial “está muy ocupada” seguramente eligiendo el Botox con que se aliña Martínez Camino al cual el fragor de la conciencia ya se le adivina en la cara; o estarán ocupados en las tramas políticas que montan con los sobrinos de la satrapía: a esos si deben atenderlos, y montarles el apoyo a sus presentaciones en sociedad: el sobrino de Rato se merece un puesto en la corte, hombre.

Y allá va la conferencia episcopal española entregándole al César lo que es de Dios, y dos huevos duros: como el cura de la escopeta nacional: lo que ellos hacen en la tierra, no se lo salta ni Dios en el cielo.

Una cosa se ve cuando se mira con algo de perspectiva: si la confusión no existe, se crea; el arma del diablo es lo que  manda en todos los niveles en España, en todas las instituciones, y aquí nadie se libra ni cometerá el horrible pecado de la verdad o del trabajo bien hecho.

Deckard revela que toda la sociedad es el reflejo de las necesidades de Tyrrell Corporation; esa aberrante realidad es a la que están conduciendo a la gente: no a ser personas sino a pertenecer a una u otra empresa; nada es tan indiscutible hoy como la estructura financiera y su justificación permanente: es el horror.

3 comentarios:

Seneka dijo...

Creo que la CEE, como institución, como la izquierda más casposa y de manual, tiene muchísimo de herencia del franquismo, si. Quizá la huella postfranquista sea en éstos más honda que en los progres del PSOE y del PP.

o s a k a dijo...

Aplaudo -con dolor- el aproximamiento multifacético que haces a la realidad española actual. Una realidad que, como dices, bien querría confundirse con su sombra. O con su proyección satánica, hacia la que tiende.

En lo de la Iglesia no te sigo, ya lo sabes, pero la frase "el principio de conservación de la energía es electivo" es sencillamente genial y la meto en la cajita de dardos de competición.

Los que dan siempre en el blanco.

n a c o
alamedidadelpoder

Pcb dijo...

Se me olvidó comentar aquí: felipe tenía escolta policial ("discreta") con Franco vivo. Cuando tenía el despacho en la C/ Jacometrezo tenía un coche de la secreta en la puerta.