sábado, 13 de febrero de 2010

Obsceno, indecente

ZP es coherente; en su percepción frenopática de la realidad, en su concepción del odio, pero es coherente y actúa en su coherencia según el canon de su particular dogma: la izquierda en España es coherente, me guste, o no; pero si lo es: coherente respecto a sí misma y a su propaganda, coherente respecto a su objetivo y en eso nada oscura: pero que no sean coherentes ideológicamente o en actitudes ya son cosas que habrán de evaluar sus votantes: la carencia de coherencia es evidente, quien se instala en el dogma de la izquierda acaba no siendo nadie con un sueldo del estado. O traicionado por los suyos, o ambos.

La llamada oposición es indecente: se autodenominan de centro, como paradigma de la extrema tibieza y de la soberana estupidez: ser de centro les hace creer que sirven para todo, y lo utilizan para justificarse ante cualquier animalada: son de centro, se pueden amoldar a cualquier cosa.

En este momento, “tienen un plan” plan que consiste en no hacer absolutamente nada ni decir absolutamente nada: tienen claro que no haciendo nada, el psoe pierde las elecciones y “les toca el turno” sin ninguna atadura, a hacer lo que les dé la gana, justificándose a cada momento y confiando en que por mal que lo haga siempre lo hará mejor que los otros. No es demostrable, esto.

El PP carece de toda carga ideológica, no dicen nada ni dicen en ningún momento nada sobre ningún tema: de este modo no están atados a sus palabras ni a su ideología: por eso la tibieza ridícula en Valencia de Camps, acogiendo con alharacas a la tal G. Mora, con carnet del psoe,  y a quien haga falta: el pacto con los sindicatos es de auténtica vergüenza.

La promoción de el pp al gobierno va a significar que la tibieza, el relativismo y el poder per se sean los motivos de la política en España, y nada más.

Se llaman oposición, como un título, del mismo modo que se llaman líderes y eligen al nuevo líder: no al dirigente, sino al líder al que seguir, como quien elije su profeta; los líderes surgieron por sí mismos y no todos valen para serlo. Es igual, se otorgan el título  y por ahí andan.

Es obsceno e indecente que el sistema no permita ya ni siquiera la expresión de la derecha; es obsceno e indecente que el sistema de partido único y sindicato vertical partido por dos sea cada vez más opresivo, mas autocrático y más insustancial: esto desemboca en la Europa soñada por Hitler y Stalin, y nada más, y todos nos creemos a salvo pero nadie lo está.

1 comentario:

Pablo dijo...

Conozco al jefe de las juventudes del CDS y créeme, es para echarse a llorar. La vacuidad más absoluta, la Nada, el Factoide. Leer las "ponencias ideológicas" de su primer congreso de refundación es un acto de masoquismo.

Pero el PP sí que dice cosas: han contratado publicidad de Google Adsense en la que ponen "- impuestos, + empleo". ¡Qué intelectos, qué cerebros!

El triunfo del Vacío siempre acaba por tener consecuencias en la vida personal de la gente. Pero supongo que la vida de la gente es prescindible. O eso creen.