jueves, 4 de febrero de 2010

Amanece en Facebook

Papá, ¿por qué Dios no mata al diablo?

Diana, la hija de un amigo.

El trabajo dignifica, claro. Y rociarse con gasolina y prenderse fuego calienta.


Otro amigo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Porque necesita el mal.

Debemos elegir.

FA

Seneka dijo...

Lo de la hija de Daniel es para enmarcarlo ;)