jueves, 31 de diciembre de 2009

Hijos del agobio

2009 ha sido el año de la unión y la esperanza: zp ha conseguido unir a España en la esperanza de que se vaya a tomar por culo lo antes posible.

Tiempos de crisis: no es una crisis económica: lo escribí, repasar el tag de “una realidad fractal” es una crisis de entropía del sistema: todo por todas partes está confuso: y la confusión es la herramienta del diablo: desde la jerarquía de la iglesia católica sumiendo en confusión a los fieles a la absurda y burocrática composición de los órganos políticos subsumidos en su propia perpetuación y ajenos a la realidad, se emperran en un mensaje de confusión a la gente, confusión, lío, follón: cuanto más haya, mas les beneficia.

La reacción va a ser de órdago, porque 2010 va a ser un año terrible, y la gente se aferra a la claridad por brutal que esta sea, que las cosas son de manera tal que está imposible no querer verlo: ya nadie se engaña; la progrez reacciona con insultos y violencia: la gente entra a la sensatez, poco a poco pero allá van.

Es la misma crisis del XVI, y ahora se va a dilucidar por la red porque el sistema ha caído: ahora es cosa de personas, y eso aberra a la satrapía: justificarán cualquier cosa, cualquier animalada: pero no sucederá: la gente ya encuentra sus propios caminos, cada uno con su nombre, cada uno por sí mismo en su soledad ve o no ve las cosas como son, y eso es lo que les ha destrozado el chiringuito.

Es Nochevieja, y ya sabéis el consejo: si vais conducidos, no bebáis. Pero lo ideal es que no os pillen, hacer lo que os dé la gana.

1 comentario:

Embajador en el Infierno dijo...

Casi ni me atrevo a desearte feliz año, pero de todas maneras lo hago: feliz año.