martes, 16 de junio de 2009

sotto voce

"Es más fácil pensar que estás enfermo que pensar que la sociedad no es lo que cuenta nadie".(pág 102, Una realidad fractal)

Si te oye L.M.Panero te da un abrazo y hasta te invita a tabaco.Y, claro, purificando, purificando, puedes llegar al lenguaje puro del yo con el yo(la locura) o a la mística (y dismular diciendo cosas como "mi amado las montañas") o a encarnar de verdad y ser un superhombre Zen (si es que eso existe).

Hay una vía mejor ,aunque de mucho mas modesto rendimiento, que es tener hijos y asisitir con ellos, mientras tratas de explicarles lo que no sabes, al nacimiento de las palabras.



De un lector.

Muchas gracias.

3 comentarios:

Dhavar dijo...

Es que me ha impactado la rara perfección con la que has definido el mecanismo que en unos casos hace locos y en otros descubridores.Descubres que las cosas no son lo que cuenta nadie, y entonces enfermas - te cuentan que estas enfermo, te lo crees y te rindes - o te independizas abriendo los ojos y empezando a contarte a tí mismo ´como son las cosas, y hala, a vivir en la intemperie

Ignacio dijo...

Lo has retratado: acabas de fijar el dagerrotipo de La Galaxia.

o s a k a dijo...

c a b r o n e s

cuánto por aprender, madre mía...

n a c o
ojosbienabiertos