lunes, 9 de febrero de 2009

La voz de La Galaxia

Soy el blog que lees de noche cuando todos se van a dormir:

donde intuyes las botellas vacías, la soledad y el eterno frenesí;

donde lees y te acomodas: lo que hay escrito lo hice para ti.

donde buscas lo que encuentras porque sólo te lees: al fin

hallaste la voz que te declama, el aullido a la luna, el confín

entre tu y el mundo: y si no,

lo comentas y se acabó.

Soy el blog que se trama al trasfondo de una canción;

soy el escrito del drama, soy producto de la pasión

y del absurdo de la vida: soy la búsqueda y la comprensión.

Soy la voz que al mundo necesita y lo escribe: como una oración,

y una mujer anhelada; ya basta, se acabó:

que de ahí te echaron ¿no quieres verlo? inventa al fin otra ecuación

que sume piedras y barras:

noches de farra y alcohol

navegaciones imposibles

y una vida que siempre existió. Soy la lectura que has elegido;

soy el bálsamo que genera un dolor atroz. soy el confort que te sosiega:

soy todos tus monstruos en un callejón.

Sólo soy un blog y tu lo lees

y tramas con ello tu composición

de tu vida, de este momento: ¿que bebes?

¿porqué abominas de tu condición?

¿que dolor tan profundo aquí te trajo?

¿que curiosidad? ¿te dañó la pasión?

¿que camino se torció y tu vida se vino abajo?

¿que triunfo celebras?

como una oración

La Galaxia se trama a sí misma en eterna generación.

Y a cada día su afán: como una Ave María

del rosario infinito que la vida te dio.

Rebusca sus fondos, encuentra la canción

que a ti sólo te canta: es un post hecho a medida

para que lo tengas en tu ocasión; la noche boca arriba:

tu sosiego y descargo, la voz que porfió su vida;

La galaxia recóndita del eterno fragor

de peleas y qasars, héroes y acción

en mundos imposibles: lo que a ti la vida te dio

y la realidad te niega, hasta en la ficción.

aquí andas leyendo: el circulo cuadró

y tu vida pasa ahora por este rincón

tramado en los afectos dolidos y la inquisición

de la propia vida, la anatomía de la destrucción:

El amor es la vida: la galaxia es un blog

que en la red infinita tu camino cruzó.

12 comentarios:

Interruptor dijo...

Esto no es un post, yo soy un interruptor

interrumpo, corto, cierro, luego abro,

comunico, escribo con ardor,

siento, digo, aro y labro.

¿Qué hago? Sólo, cuento, sólo digo

¿qué digo? Cosas

¿de dónde? De arriba, de abajo, de Vigo.

Las que veo, unas veces losas,

y otras las que leo en la Galaxia o al Embajador,

las que vivo con el corazón.



¿Por qué llego aquí? No lo sé,

quizá por ese sabor a copa vacía,

el alcohol te deja esa sensación fría,

deja siempre esa falta de fe,

en la boca y en la mente,

en las manos y en la frente.

Es la Galaxia en estado puro.

Es pensamiento, duda, alegría, desesperación,

seguridad, arrepentimiento, neuronas alteradas

sin conocer la causa, personas aterradas.

Como aquella película, camino a la perdición.

Es la Galaxia. Es Ignacio. Es un Blog.

Pero… ¿esto es un post?

Interruptor dijo...

Veo que no está aún publicado mi comentario de anoche. Me alegro, ahora con menos sueño creo que me quedó horrible. No lo publiques please.

Ra dijo...

plas plas

o s a k a dijo...

me encanta, es un bellísimo poema, Ignacio

reflótalo de vez en cuando, por favor

n a c o
emocionado

Ignacio dijo...

Si quieres borrarlohazlo tu:;solo he censurado trescomentarios en mi carrera; y dos por peticion expresa; hazlo tu que puedes, si no me falta que me sigana cusando tambien de censor y todo eso

Ignacio dijo...

Yo lo sdejaría, interruptor;a mi me gusta

Interruptor dijo...

Pues si a ti te gusta ahí se queda, pero sigo pensando que tenía demasiado sueño y es demasiado pobre.

Jamás te acusaría de censor por atender a una petición mía. Tengo muchísimos defectos pero el cinismo no es uno de ellos.

Ignacio dijo...

Tu no; sin duda; pero hay mucha morralla aburrida pululante.

Anónimo dijo...

Preciso. Sin palabras.
JV

Terzio dijo...

¡Vaya por Dios!

No se si lo escuchaste alguna vez, pero te aproximas enorme y peligrosamente a los embelecos de "El loco de la colina" aquel.

Resiste a la tentación! No sucumbas!

'

Gongora dijo...

Un bálsamo, para qué le dais un bálsamo, podría morder.

Ignacio dijo...

Deán: no se de quien hablas, pero creo que no te cabe ninguna duda de que yo soy único, e irrepetible.
No creo aproximarme a nadie, la verdad; ni creo ser de estilo consipuco o dudoso.