miércoles, 21 de enero de 2009

Tontos

El estado del bienestar, el estado progre, lo políticamente correcto, la cursilería social y mangancia que sufrimos es propia de tontos de pueblo, y como los votos valen todos lo mismo, es un mundo de tontos, que eligen al tonto mayor para que mande, así de simple. Y no hay alternativa: sólo bandas de tontos. Ya Darwin tenía escrito que “la ignorancia frecuentemente proporciona más confianza que el conocimiento” Es El efecto Dunning-Kruger: un fenómeno según el cual las personas escasas, e infraseres en general tienden sistemáticamente a pensar que saben mucho más de lo que saben y a considerarse más inteligentes que otras personas más preparadas: estudiando en Cornell, llegan a concluir que

• Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar su propia habilidad.

• Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer la habilidad de otros.

• Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia.

• Si pueden ser entrenados para mejorar sustancialmente su propio nivel de habilidad, estos individuos pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.

( y yo me enteré de esto por su candidatura a los premios ignobel)

(aunque hay datos en la wikipedia, lo acabo de ver)

Es un sistema que se autogenera a sí mismo, no por retroalimentación sino por adhesión a nuevos elementos debidamente procesados por otros elementos de la propia sistematización de tal estructura social. Es decir: es la solución a los males que el propio sistema genera, para poder solucionar los males, que vuelven a generar otros males, para poder solucionarlos, y en ese bucle infinito se refriega hasta acabar con el lodazal: y ni aun así, se sale de ello: eso es una condición de la persona: conoceréis a muchos así, si no sois de esos. Y es una condición social. La progrez se ha instalado como paradigma: nadie se cuestiona la sociedad actual que es en sí misma una falacia, mal construida y peor dirigida; todo se revela como argumentable en sí mismo, y si no se apela a la sacrosantidad de la constitución, que ya parece un libro revelado, para que el sistema se perpetúe a sí mismo.

El problema es que lo que sea ha de ser del propio sistema, si no, no tiene ni siquiera opción a ser planteado: de ahí el aislamiento social, el ninguneo el desprecio y la refracción a todo elemento que cuestione este sistema ruin, cobarde, y malhadado. Como con el nudo gordiano, hasta que no haya algo que haga reaccionar a la gente, nadie se planteará que las bases están mal definidas. Y no valen las bombas de las bandas de asesinos: esas son asimiladas por el sistema, eso ya es parte del sistema; será cuando algún elemento que no sea políticamente correcto haga algo no políticamente correcto, como por ejemplo hablar claro.

Pero claro: el sistema jamás podrá admitir eso. Simplemente estudiando a los nazis se ve como evoluciona este sistema ¿o es que os creíais que lo habíais inventado?

9 comentarios:

María de las Godivaciones dijo...

¡cómo te eché de menos ayer!
Fui a una reunión del Círculo Liberal (del que no sabía su existencia) y hablaron de todos los partidos menos del PSOE (a quienes eché en falta).Todos liberales de pro, unos conservadores y otros progresistas... Un ejemplo vivo de este post. Y una oportunidad única para matar humanos...

o s a k a dijo...

sólo evolucionamos cuando la necesidad y el bien se alían, y eso ocurre rara vez

mientras tanto, unos cuantos no nos callaremos

n a c o
digyevolución

Ignacio dijo...

¿y que coño pintaba yo en una reunión del circulo liberal en Madrid?

Mary White dijo...

repito... era una ocasión para matar humanos...

Ra dijo...

Bueno eso de Darwin.

También bueno eso del efecto Dunning-Kruger.

Y buena también la descripción general.

Aunque he de decir que, de todos los sistemas que la humanidad ha probado extensivamente hasta ahora, éste es el que menos adolece de las faltas que le sacas. Si no, no habrías podido escribir esto.

Bueno, o eso o yo estoy total y profundamente socializado.

Ntchs!

Ignacio dijo...

La humanidad sólo se ha desarrollado mediante un "sistema" haciendo la traslación, estamos en una pulsación regresiva, destructiva y deformante de la cultura pero no hemos cambiado de sistema, sólo que ahora estamos en involución.

Ra dijo...

Me mantengo en lo mismo, cambiando los términos:

"de todas las caras del sistema que la humanidad ha probado extensivamente hasta ahora, ésta es la que menos adolece de las faltas que le sacas. Si no, no habrías podido escribir esto."

Jolín, si es que me gusta oírte decir estas "burradas antisistema" sin que tu pellejo se vea a un paso de la hoguera! Ahora lo que se lleva es la exclusión, o inclusión periférica, pero no duele tanto, ni mata, ni es desmesurada. Y me parece natural, digamos... Sería ilógico que el sistema favoreciese su propia autodestrucción!

Bueno, o eso o yo estoy total y profundamente socializado.

Corcho!

Ignacio dijo...

Será ilogico pero es lo que hay.

Dos:
Yo no digo burradas: si tu capacidad intelectual es limitada, no es que yo lo haga mal, es que tu no tienes la suficiente longitud de onda. Unos siglos de aprender a leer, y poco a poco mejorarás.

La exclusión no duele ni mata: cuando ves como se la haceis a otros, no cuando la padeces: si no sabes de lo que hablas mejor callas y escuchas.

Ra dijo...

1. Es lo que hay, y es natural, y qué le vamos a hacer. Lo contrario sería como si a un ordenador le ponen un botón que diga: "autodestruirsen".

2. "Burradas" son, hombre, en el sentido de que son radicales, como tú mismo te defines. Así que a oídos del ciudadano medio lo son. No?

3. Aquí estoy, excluyéndote con todas mis fuerzas. Si es que, somo dijo Jonathan Swift (a quien he llegado a leer en mis 0,28 siglos de lectura):
"Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo: todos los necios se conjuran contra él".
(Lo que no llega a explicar Swift es si se vale que el genio decida quién es necio y quién no, así por las buenas).

Salud!

Ra, el incluído