jueves, 25 de diciembre de 2008

La discursicivización

Si lo mismo lo dice uno del psoe a nadie nos habría extrañado nada. O se ha sacado el carnet, o la infección es pavorosa. Anodino, vacuo, patético, tópicos y lugares comunes, la nada adornada de pompa y circunstancia, fiel reflejo de la casta política de la repugnante socialdemocracia trasmutada en satrapía y deplorable reflejo de la vulgaridad y ordinariez que domina ya todo en España.

Mucho he escrito sobre el lengüaje como medio de dominación: si bien Goebbels es el más conocido, el mejor lingüista y el que mejor aplicó todo su saber a la política fué Stalin: esos medios aun perduran como corrección política, como vacío, encastradas como forma de relación social y de relación del estado con las personas, al punto de ser la forma correcta impepinablemente: en facebook no me ha dejado escribir en el muro de una amiga la palabra coño. Hasta que no la he borrado, era un error constante: quien no me crea, haga la prueba.

Se niega el propio lengüaje y la expresividad propia de cada uno, se anatemiza cualquier expresión, y todos como borregos a decirlo: cambiaron joder por el agabachamiento de “hacer el amor” creyendo que era más fino, obviando que según las encuestas gastan más las mujeres españolas en ropa interior, desodorantes y perfumes que las gabachas: según las encuestas, las bragas las cambian dos veces por semana. Literal.

Lo más patético ha sido el cambio radical hacia usa: al ganar Obama ya no son los malos, y no sólo eso: de ser “pecado civil” decir Negro, ahora y en un día ganó un negro, los negros ya pueden llamarse así: y me dicen de todo por que a los maricones, tortilleras y demás los llamo por su nombre: asignan valores semánticos a las palabras, sin ni siquiera saber lo que significa “semántica”y ahí vamos, todos inmersos en la vorágine social, cayendo poco a poco en la trampa: sea por ligar, sea por caer bien, sea por hacer un negocio, sea por no llamar la atención….y así la infección se implanta al punto de que las cosas son negadas en su nombre, en su esencia, en su ser, y su configuración: que alguien le diga a algún niño de los que hay por ahí que “Su nombre es su bienaventuranza” llamándose Kevincostner de Jesús. Que también mandan huevos.

El principio es el verbo: cambian los usos del lengüaje y así despersonalizan a la gente: de ser personas pasan a ser tan sólo piezas de un engranaje social, el cual todos creen dominar, todos creen ser los que han de decir a los demás lo que hacer, se colocan en puestos paranoicamente justificados y acoplan la realidad a su constructo, obviando la realidad: por eso hay tanto imbécil en este mundo jugando a ser Dios, y no con videoconsolas.

Dune pone en evidencia narrativa ese poder; las sacerdotisas conocen el poder de la palabra, y aunque lo blasona de efectos espaciales, el poder ES la palabra, sólo conociendo el nombre y las cosas se puede acceder a la verdad, y de la verdad ya la libertad es una elección: y no “social” o de manifestaciones de pajilleros universitarios, la libertad es algo individual, personal íntimo, lúcido y lucido que has de conquistar en tí mismo hacia tí mismo por ti mismo; quien la quiera monopolizar, dar, revelar, o enseñar, está creyéndose ser un Bautista o un mesías. Y no los hay.

Pero claro, claro: Están en su derecho. Como si esa expresión significara algo ya. Como si el derecho no fuera sino otra arma de la progrez; Una cosa sí me ha quedado muy clara de la discursización: para el Borbón, ser Español es un derecho. Para mi es un privilegio, costoso y largo, duro y sin reconocimiento más que íntimo; y que me obliga cada día, y no hablo de hacienda.

Esa es la diferencia: para el Borbón es un derecho, ser Español; para mi un privilegio.

6 comentarios:

Seneka dijo...

En el principio era el Verbo. Y el Verbo se hizo carne ...

Por eso lo progre es (o NECESITA) la desencarnación: desde el lenguaje hasta la eugenesia; desde Lutero hasta Pepiño (pasando por Kant, of course).

Feliz Navidad, de nuevo, Ignacio.

Ignacio dijo...

Feliz Navidad Seneka

Anónimo dijo...

Mis mejores deseos para todos los bloggers de Arkesis. Hoy nos ha nacido El Salvador, El Mesías, El Señor. Que nos inunde su inocencia y su misericordia. Feliz Navidad.
f.f. Vecino

Iojanan dijo...

SOBERBIO...! " El poder es la palabra". Beso esa mano tan bien equilibrada.

Ignacio dijo...

Tampoco es para tanto, hombre.

Iojanan dijo...

Soy entregado. Pero lo cierto es que te ha salido redondo. Hay días y días.