jueves, 30 de octubre de 2008

En las noches frías me acuerdo de tí

Rai, Asnef, si no pagas sales en el BOE, no digamos los actos judiciales; todo eso es publico y notorio de cualquier ciudadano y un arma eficaz de los mangantes económicos como herramienta de extorsión a la gente: si los bancos ni el estado nos dicen quien ha recibido dinero de nuestros impuestos  ni cuanto, en justa reciprocidad que borren y eliminen esos listados o en su defecto que entren ellos a ellos, con el mismo rango control y definición que el resto de los españoles. ¿o no son españoles? ¿o es que son mejores que nosotros?

Triste tiempo presente en que una panda de pazguatos, timoratos, y retrasados en general están en el poder y sus alrededores: sabrán asustar, imponer la fuerza coercitiva del estado, meter a la gente en la cárcel, denigrarla o genocidarla, vía eutanasia o de los otros mil sutiles modos que permite el control absoluto de un estado burocrático: la gente está desorganizada y la presunta oposición da risa: puedo demostrar y estoy en condiciones de hacerlo que los sindicatos “la defensa a la vanguardia del proletariadoNO son Sacco y Vanzzetti, ni su leyenda, ni nada parecido. Es más: “sindicato” creo que es una marca empresarial de extorsión  a la gente para no darle absolutamente nada a cambio de defender la causa de los millonarios que albergan despacho en esos sindicatos.

Los únicos sindicatos decentes ahora en España son lo de la Copa América.

Se supone que son políticos: preparados, concienzudos y preocupados por sus vecinos: en eso si: en hurgarles las basuras, como vecinas cutres y cotillas. Siempre que hacen un desmán lo hacen por “un bien mayor” como las madres maltratadoras, como los abusos de poder en las familias, como el estado, como el sistema judicial: “por un bien mayor”.

El palo de hockey era una ecuación falaz y manipulada: lo reconoció su autor; los desmanes de los expertos del llamado cambio climático son comprensibles: a ese montón de dinero, a ver quien le dice que no. Pero no asumen que el clima es cambiante porque la tierra está viva y aunque ahora queramos enredarnos en nuevas jergas demagógicas autopoiéticas sobre la teología de la vegetación y si el clima cambia, no hacemos más que refrendar el conocimiento acumulado desde Grecia y Roma: el clima cambia, siempre, no es estable, y la tierra está viva: vaya descubrimiento; la tierra se mueve en sus ciclos y sus tiempos, no a escala humana, aunque ellos quieran creer un fin del mundo siempre, lo necesitan para sus apocalipsis y las cuentas corrientes de la globalgorización.

El problema siempre van a encararlo los mismos con el mismo argumento: los instrumentos de medida; si el tren hizo necesario unificar la hora, no veo yo tan claro el uso del sistema métrico decimal: al final, tenía razón el León de Natuba y lo de unificar, uniformar y normalizar es una animalada: todos la misma moneda, la misma ropa el mismo coche la misma codicia y el mismo deseo ¿ahí quieren llevarnos? ir yendo, que yo ya iré…….espérenme sentados.

Lo único que ha cambiado es los instrumentos de medida: aun no hace doscientos años que tenemos medidas fiables del clima, y los registros paleozoicos y demás semovientes van demostrando desde que yo estudiaba (cuando Franco ya había muerto) que  se detecta una “pulsación” en la glaciación, lo cual además sólo es otro instrumento de medida, y su fiabilidad es siempre cuestionable. Con los instrumentos de medida, como con los relojes; antes pocos los poseían y sabían “leerlos” con su popularización todo el mundo cree saber y saber interpretar, sin haber estudiado ni distinguir una borrasca de un anticiclón, y todo el mundo tiene una experta opinión: antes hacía frio; el mismo que hoy, hoy nos dicen cursiladas como “el mercurio se ha desplomado” y la gente se lo cree: no esta pasando nada que no haya pasado siempre, lo único es que nos enteramos con más lujo de detalles que nada dicen en realidad.

Pero ha surgido una nueva casta: el periodismo se ha establecido o pretende hacerlo como la correa de transmisión e interpretación tanto de la realidad como de los mensajes que van del poder a los vasallos: sea a favor sea en contra, se erigen en interpretadores del oráculo para que el resto de los humanos entendamos las revelaciones. Mira, no: a diferencia de casi toda la patulea periodística y asociados que se esfuerzan en hacerse presentes en mi vida, yo, sé leer, y escribir. Que no es poco. No puede decir lo mismo quien habla de “peregrinos a Australia” sin saber lo que se dice,  ni quien habla de “arrestos” se arresta a un militar; a un civil se le detiene; los naturales de Finlandia son Fineses, y los de Dinamarca, Daneses, y aquí el código Humpty Dumpty por imposición Goebbelsiana ya la Galaxia lo denunció en los big bangs, aunque otros hayan medrado a cuenta de ese concepto: mentes débiles, que le vamos a hacer.

Modificando el maravilloso relato de los reyes y los laberintos aquí lo que pasa es que el mundo civilizado ha inventado un laberinto de imposible salida y de imposible uso; en vez de de refrenar y destruirlo, llamarán a la morería con su dinero para que el laberinto permanezca, cuanto mayor y más confuso, más medrarán los medradores, más se degradará la cultura y civilización, que es digital, no analógica,como los embarazos, hay, o no hay, ni nadie está un poco embarazada ni hay otras culturas.

En eso estamos; ahí estamos: se les ha caído el sistema y quieren que además de pagar la reconstrucción les sigamos manteniendo en su nivel de vida y prebendas: y todo el mundo tragando “porque así lo manda el Rey” y no es eso: sea para todos igual, quiero ver a Botín en el rai con el mismo lujo de detalles que cualquier otro; quiero en la cárcel a directores de cajas de ahorros por la misma razón que van los famosillos de vez en cuando, y si no lo de la igualdad, se lo va a creer quien yo te diga.

Para los católicos, viene todos los santos y se encomiendan a sus ancestros en humildad y reconocimiento a tus orígenes; para los paganos y demás cientifistas es Halloween, fiesta americana muy celebrada por los antiamericanos que este año parece ser que, en conmemoración mezclada, le enviarán huesos de santo y ramos de flores al juez que tanto quiere levantar fosas: lo más católico que podían hacer: quieren darles cristiana sepultura, honrar a sus muertos y que tengan su sitio en el reino católico de los cielos; si no ¿a que tanto interés en sus cuerpos? ¿o sólo son reciclables los cadáveres de los católicos?

Demasiado inserta en nuestra cultura está la fe católica; hasta los que se lo niegan, en la negación la van manifestando; y ahí vamos yendo.

3 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

No lograrán que permanezca el laberinto donde señorean. Esta vez no.

pcbcarp dijo...

Bastante de acuerdo en mucho de lo que dices. Pero, en lo de los sindicatos de la copa américa, no. ;)

Ignacio dijo...

Son los únicos sindicatos honestos: van a hacer regatas, y las hacen; van a hacer negocios y los hacen, no se esconden y además dan espectáculo.
Nada comparable a los feos sindicalistas españoles, donde vas a comparar.