martes, 23 de septiembre de 2008

Mail privado; opinión publica

Perentoriamente, una llamada de telefono me conmina a dar un consejo “algo para leer”: algo para leer, pues claro: anda que no hay; pero si con quien hablas ya ha leído la saga/fuga de jb, ya sabe algo más como para dejarse engañar por los pábulos de propagandas; “algo para leer” anda que no piden, con un bocadillo en la mano y un montón de problemas en la cabeza.

Pues nada; le recomendé algo por mail, y ahora lo pongo aquí; algunos tomareis nota, otros, aportareis algo, otros discutirán; y a lo mejor sale algo en claro.

-Si no conoces a Le Carré, empieza por la Gente de Smiley.

-La colección “Al monigote de papel” aunque esté descatalogada, aún se puede encontrar por ahí; si la encuentras entera, compra dos colecciones, una para mi, obvio. Algunos de esos libros se editaron en los ochenta en “club joven Bruguera”

Y de ahí, esencial Joan Butler. Todos.

-De los libros que agradeces tener siempre y a mano y da gusto tener por donde se mire es la “Antología española de literatura fantástica” editado por Aldemar.

-De los mejores escritores del siglo XX, y más desconocidos es Salvador Dalí; seguramente sólo lo encuentres en el museo Dalí de Figueras; pero exquisitos son:

-Vida secreta de Salvador Dalí.

-Diario de un Genio.

Y de las cosas que salen ultimamente, booms y demás apariencias, solo digo que se puede leer a Thomas Pynchon; “El arco iris de Gravedad” pero no busques demasiado porque apenas hay ya literatura: apenas hay narradores, apenas hay cultura.

En pantalla, por supuesto, Este lado de la Galaxia, imprescindible, para clérigos tonsurados, cardenales con mitra y báculo, Almirantes de la guerra en corso y vagabundos en general.

22 comentarios:

o s a k a dijo...

tomo nota

si me se permite recomiendo "El Gatopardo", de Lampedusa

n a c o
cambioestático

Ignacio dijo...

Pues no se si permitirtelo

Orisson dijo...

Me apunto al sector "vagabundos".

Y recomiendo, aunque a alguno le pese, Rafael García Serrano (empezando por Plaza del Castillo, luego Frente Norte, después Las Vacas de Olite, y para terminar Eugenio o la proclamación de la Primavera o La fiel Infantería, según gustos).

Además, también recomiendo Ramón J. Sender, sobre todo Imán (sobre el desastre de Annual).

Sí, un falangista y un anarquista. Pero no es que yo sea especialmente buenista: es que los hombres de hace 75 años eran mucho más hombres que el más hombre de ahora. Aunque fuesen falangistas o anarquistas. O precisamente por eso.

Un saludo

Dhavar dijo...

Recomiendo vivamente "Música Acuática", de Boyle, T.C.Es quizá la novela más divertida, trepidante y desbarrada que se ha escrito jamás.Aventura, cinismo y buenas letras en estado puro.

Seneka dijo...

¿Nada sobre la Inquisición y Carranza?

¡Pues vaya un consejero literario, joder!

Ignacio dijo...

Espera que encuentre editor, impaciente.

Joaquín dijo...

Orisson me ha pisado Ramón J. Sender (cualquier cosa, pero es muy divertida La tesis de Nancy). Otras propuestas:

-Rayuela
-El lazarillo
-El arpa de Birmania

...

Ignacio dijo...

El Arpa de Birmania y las de Dhavar las apunto

Joaquín dijo...

Puede encontrarse todavía (tal vez encargándolo en librería) esta edición:

Michio Takeyama: El arpa de Birmania (1947). Traducción de Fernando Rodríguez-Izquierdo Gavala. Universidad de Sevilla, 1989.

Es una edición anotada. El traductor es un profesor jubilado de la Universidad, que aprendió japonés siendo misionero (si no estoy equivocado). Es una edición muy buena, bonita y barata. Hay otra edición más reciente, pero recomiendo ésta en concreto.

Ignacio dijo...

....no me va a quedar más remedio que acercarme otra vez a Sevilla

Lianta dijo...

Primero "El topo" y luego "La gente de Smiley", son casi casi continuación. También de John le Carré "La chica del tambor".
Este verano me releí "El tercer gemelo" de Ken Follett y "Malena es un nombre de tango" de Almudena Grandes"
Acabo de terminar "Berlin 1945" de Pierre Frei y me enganchó desde el principio.
Voy a empezar "La isla" de Victoria Hislop. Es una historia que se desarrolla en Grecia, más concretamente en la isla de Spinalonga (la isla de los leprosos) antes, durante y después de la segunda guerra mundial. Ya os contaré.

Saludos

Joaquín dijo...

Sin problema. La edición más reciente (Ediciones del Viento, 2004) de El arpa birmana, también es de Fernando Rodríguez-Izquierdo. Recomendado. Ficha editorial:

"En los últimos días de la II Guerra Mundial, el sureste asiático está plagado de tropas japonesas, que exhaustas e incomunicadas, vagan sin rumbo acosadas por las fuerzas aliadas. En Birmania, una compañía singular, mandada por un capitán que en la vida civil ejerce la profesión de músico, es conocida por “la compañía de las canciones”. Los soldados que la integran forman una masa coral que interpreta magistralmente canciones tradicionales. Tras entregarse a las fuerzas británicas, el cabo Mizushima, virtuoso intérprete del “arpa birmana”, es enviado a una arriesgada misión de paz, tras la cual desaparece sin dejar rastro. El Arpa Birmana, publicada en 1947 es una de las novelas más importantes del Japón de la posguerra mundial. Un poético y apasionante alegato antibelicista que supuso un mensaje de ánimo para una sociedad que entonces se encontraba desmoralizada."

Mary White dijo...

o sea, que sois unos desocupados que tenéis tiempo de leer novelas???

panda de vagos!!

Ignacio dijo...

Es lo que tiene; o tienes cultura de verdad, o lees las solapas como mucho y entonces tienes derecho a cátedra o incluso a un ministerio; si además lo abres, ya tertuliano de la radio.

Orisson dijo...

Más: Cartas del diablo a su sobrino, de Lewis. Te partes durante todo el libro, pero tiene doctrina muy pero que muy seria.

Y De profundis, de Oscar Wilde. Alucinante, a pesar de estar escrito en el XIX (ya sabéis: en general el XIX es bastante coñacito. Wilde no)

Pero, please, Ken Follet no, que es un indocumentado que saca conclusiones peregrinas del modo más gratuito. Dicho esto con todo respeto, of course.

Un saludo

Ignacio dijo...

Si vuelvo a leer la palabra "peregrino" mal referida, me lo voy a tomar a mal.

Cigarra dijo...

De "El monigote de papel" antes que nada y sobre todo, Wodehouse.
De Torrente, después de ese monumento que es la Saga-fuga, la trilogía de "Los gozos y las sombras" y "La isla de los jacintos cortados"
De ediciones recientes "Una lectora nada común" de Alan Bennet. Breve y genial.
También cualquier cosa de Ian McEwan, el de "Expiación".
Ken Follet es una máquina de manchar papel, pero "La Isla de las Tormentas" es una novela conseguida y apasionante, dentro de su género.
De los clásicos (como "La Regenta") hablamos otro día.

Mary White, si tienes tiempo de respirar, tienes tiempo de leer, novelas, o lo que sea. Y si no, no merece la pena respirar. (¡m`he pasao!)
Saludos

Ignacio dijo...

De Al monigote de papel, sin duda, Joan butler.

De lo demás, tomo nota de lo no leido.

Júbilo Matinal dijo...

Bueno, ya lo ha dicho muy bien Cigarra, pero remacharé:

El que no tiene tiempo para leer novelas, no debería tener tiempo para ninguna otra cosa.

Ignacio dijo...

Ale, Godivaciones: te acaban de poner castigada y cara a la pared.

Yo no he sido eh, a mi no me des con esa katana suecada.

o s a k a dijo...

¡habló el del sable de luz suecado!

n a c o
almaestroarmero

Embajador en el Infierno dijo...

Como me fastidia haberme perdido este hilo. Os veo a todos un poco desnortados, menos mal que aqui está el tio embajador para meteros en la vereda de las buenas lecturas, a saber:

- "El amigo Fritz" de Erckmann-Chatrian, uno de los libros más refrescantemente sorprendentes que he leído en mi vida.

- "Los novios" de Manzoni. Para saber lo que es una novela histórica como Dios manda, con personajes que piensan, sienten y actúan como si fueran de la época en que está narrada la acción y no como si estuvieran en el siglo XXI. (Especialmente dedicado a los fans de Follet, Noah Gordon, y demás basura para lobotomizados).

- "Plaza del Castillo" de Rafael Garcia Serrano y "Las últimas banderas" de Angel Maria de Lera. Dos formas distintas de ver la guerra civil e igualmente extraordinarias.

- "El abogado del diablo" de Morris West y "Diario de un cura rural" de Bernanos. La vivencia de la fe católica no es una línea recta. Para quedarse un para de meses pensando.