martes, 2 de septiembre de 2008

¡Indolentes!

Se acabó la displicencia estival. ¡A currar, pencos!



Seneka, aquí mismo.

4 comentarios:

Seneka dijo...

Bueno, se trata de una breve y pretendidamente efectiva arenga en la que intento resaltar el valor santificador del trabajo, realizado con la ilusión de quien sabe que la luz que entra por su ventana cada mañana viene a iluminar la tarea justa que le ha sido encomendada en la armonía del universo.

Quizá te sorprenda mi capacidad de síntesis, pero tampoco es como para reseñarlo en un blog de postín como el de vuecencia.

Ignacio dijo...

El título oficial es su excrecencia.

Seneka dijo...

Me olvidé de esto:

;);););););)

Interruptor dijo...

Pues si te pones así voy a tener que poner un post hoy.
Me voy a pensar sobre qué.

vagotitulado