domingo, 7 de septiembre de 2008

Ejercicio de estilo

Sobre un post de Dodgson, que estudia las sesudas declaraciones del conocido observador de becarias.

lo menos manipulado en el lenguaje que utiliza, "suicidio asistido", es penosamente confuso

curioso, confusión. Y manipulación del lenguaje.

y recita las declaraciones del sesudo observador:

“regular los momentos terminales, la muerte digna y el derecho que tiene cualquier ciudadano a decir ‘no quiero ser sometido a esa tortura’”.

A lo que yo, añado:

"Regular las inspecciones fiscales, la hacienda digna, y el derecho que tiene cualquier ciudadano a decir: no quiero ser sometido a esa inspección"

Prosigamos:

“La gente muere sufriendo. Eso no puede ser”

a lo cual, observo:

"la gente vive sufriendo: eso, no puede ser"

Le asombra a Dodgson la frase:

“El Partido Socialista dice: el propietario de tu cuerpo eres tú. Tú eres quien toma decisiones”

que adecuadamente le traduzco:

"El partido socialista dice: el propietario de tu cuerpo somos nosotros: cree tu que tomas las decisiones que te digamos que tomes"


Uno de los problemas de esta decadencia es que se ningunea a los sabios; recomiendo a la gente culta leer a Gambra. Es un maestro. Por tanto, ignorado.

Y por supuesto, si yo leo a Dodgson, es porque es legible y recomendable.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Entre toda esa retórica acaban cayendo en contradicciones flagrantes, como bien apuntas. Mucho "el ciudadano decide" (que es mentira si se analiza todo) pero luego ciertas cosas ni se tocan: con la pasta que confiscamos no se juega. La base es la perversión que hacen de la palabra libertad. No creen en ella sino como instrumento retórico para hacerse acompañar por distraídos.

o s a k a dijo...

una síntesis magistral, Ignacio

n a c o
progre's-way

LUIS AMÉZAGA dijo...

No quieren que suframos: por eso ayudan a no nacer y ayudan a morir cuanto antes. La crisis.