lunes, 11 de agosto de 2008

Hombre en la esquina arrobada

Son las personas las que matan, no las armas; son los hombres los que pelean no los objetos; argumentar que es la voluntad de Dios, que "yo soy así" o encomendarse a entidades mayores magnificándolas para magnificarse es un acto de cobardía, íntimo y personal: "como médico....." o "no era yo eran las drogas....." o el alcohol, o la nación élfica en la cual el imaginario actual instala su forma de robar, sólo son excusas de niños maleducados: lo has hecho tu,has hecho daño o has matado, has robado y no vale justificarse: al final, acaban haciendo leyes que los justifican en vez de acoplarse a las leyes; de este modo se ha ido modificando un sistema simple y eficaz (diez mandamientos) por un intrincado bosque donde cabe cualquier disparate menos la verdad.

Y avanzando por esa senda, anda toda la civilización perdida en una maraña en la cual la gente se desbarata y hace daño, y a algunos nos roban hasta el nombre, con fraudes asesinos: el engaño es la ley, la honestidad castigada.

Nada te turbe, nada te espante

Ha conseguido el pp con millones de votos de gente de derechas (algunos conocidos por mí, algunos gente admirable) hacerse su sitio en una fiesta de la cual intentan que nada trascienda pero todo se sabe: Han conseguido algo para mi asombroso, estupefacciente, algo que jamás habría podido imaginar ni en mis peores delirios paranoico-críticos: Pepiño el de los palotes es un gran estadista al lado de la gente del pp.

Sí, hablo de Liguerillos, el frenillopático, minifaldis, faldiscortis, porqueyolovalgo, y demás recua del pp que hacen declaraciones pomposas de la nada: han conseguido asombrarme: Demuestran ellos que Pepiño (el de los palotes) es un gran cerebro político.

Eso es nivel, Maribel: te lo juro, tía, de la muerte.

Y así va yendo el verano,el transcurso del decurso del curso empieza en su recursividad a ser reiterativo: van avanzando lentamente, avanzando hacia un neolítico soñado, desde nuestra cromañonidad deseada, anhelada, asumida.

Promete la socialdemocracia el paraíso, pero siempre está un poco mas allá por culpa de...... siempre hay un horrible enemigo, y sino es grande se le magnifica, por eso no triunfa el socialismo: si no es el capitalismo, es el cambio, el climático o un sr. con un bikini rosa: a la gente le prometen un paraíso científico y socialmente perfecto basado en la ciencia y la gente se lo cree, un paraíso que jamás se alcanza porque nunca llega el horizonte: siempre hay algo que lo impide, pero no es culpa del planteamiento: siempre es culpa ajena: Da igual, la gente que defiende eso ataca a la iglesia católica por prometer la vida eterna, y sólo por eso, sin ver más que una propaganda sesgada sobre la historia, la iglesia, la liturgia y la realidad: es más fácil creer en un país élfico imaginado al amparo de sesudas tardes de cine que asumir que el misterio de la trinidad es incomprensible y que por eso es un misterio: y se cuestionan algunos la voluntad de Dios: lo cual significa que se comparan en sí mismos a Dios, se creen capaces de juzgar a un ser superior, ergo, yo soy un ser superior.

Así que asumir la vida inmediata-hagamos lo posible por vivir lo mejor posible, y los de alrededor también- estamos en la jugada de hacer la vida imposible a todo el mundo, en nombre de algo, o por culpa de.....o "es por tu bien" eso, no: dejamos la trascendencia de la iglesia, vale, bueno de acuerdo, pero asumimos la trascendencia del socialismo cientifista como algo real: y así vamos: en este momento, los grandes temas teológicos que se plantean en los círculos de los engolados son del calibre Codigo Da Vinci y las tapas y contraportadas de los libros de Paulo Coelho: todo vale, mientras no sea de la iglesia: todas las mujeres están buenas menos la mía, todos los coches corren más que el mío, siempre hay uno más rico, más alto. mas guapo mas listo a quien envidiar y poder machacar.

Y con una pared y una tiza, algunos vamos blogueando en esta vida, viviendo una vida que a veces se nos revuelve, y agotó nuestra sorpresa; porque aunque ya lo sabíamos, tras las grietas siempre está Dios, que acecha.

4 comentarios:

María de las Godivaciones dijo...

¿agotó nuestra sorpresa? lo dudo... dejarías de ser humano.

Ignacio dijo...

Nunca he sido humano.

María de las Godivaciones dijo...

si no fueras humano serías Bender

Ignacio dijo...

Besa mi brillante culo metálico.