domingo, 10 de agosto de 2008

Frikando

En Sevilla pasean a los turistas en coches de caballos: poobres animales.

Una idea germinó en mi cabeza y se ha apoderado obsesivamente de mi: hablar con Van Orton, y montar en Berlin una ruta urbana de paseos en Panzer.

Es igual de anacrónico y ridículo, pero seguro que más divertido.

4 comentarios:

Nicholas Van Orton dijo...

Sería una buena idea, Ignacio, y si pudieran pasear sobre el Mercedes de 12 ruedas de Adolf Hitler, tendrías la vida resuelta. Donde estaba situado el Check Point Charlie- el lugar de paso entre las dos Alemanias- floreció un suculento negocio: estudiantes que se disfrazan de soldados rusos y americanos, un museo que muestra cómo era la patochada, etc.; es lo que podríamos denominar el turismo de la mierda. Empiezo a buscar un panzer— si es posible un Tiger— y te digo algo. Tú conduces y yo te indico el camino.

Ignacio dijo...

Dalo por hecho

María de las Godivaciones dijo...

De esta os hacéis de oro. Y si vendéis instrumentos de tortura de plástico no tóxico ya sería la bomba.

Ignacio dijo...

Es que somos toxoplasmáticos