lunes, 4 de agosto de 2008

Cuando menos lo esperais

Muchos negocios aprovechan haber cerrado el fin de semana para esta semana limpiar, ordenar y reorganizar, antes de irse de vacaciones; muchos otros aprovechan para organizar la quiebra legal con la que no abriran en seprtiembre; y no es uno; tradicionalmente en la administración se aprovechan los días de agosto para que salga en los boletines oficiales las adjudicaciones dudosas, los enchufes evidentes, y demás chanchullos; tradicionalmente estas cosas pasan desapercibidas, a menudo encuentras un funcionario nuevo en septiembre; tradicionalmente y está en nosotros, son las fiestas del pueblo; en el mío el tomate: sirven de catarsis y neogeneración a una nueva entrada invernal. Este verano va a ser el del acopio, apagar, cerrar cosas y aguantar el tirón: la gente que lo hemos mirado un poco sabemos que vienen gordas; los demas nos niegan pero nos siguen.

Hay quien pignora propiedades o cree que son suyas por que las ocupa y se beneficia: deberá dar cuentas, y será divertido: las venganzas que da el tiempo, son las que más condicionan al efímero banal reyezuelo, siempre presos de cobardía.

La Casta judicial elucida su debate entre no cobrar o empezar a ser realmente conscientes de la retroalimentación del sistema y empezar a romperlo: ahora se dan cuenta de la custodia compartida, ahora empiezan a decir que no todas las mujeres son maltratadas, ahora no enmendarán el daño hecho, a tanto hombre y a tanto niño: a los niños habrá que indemnizarlos, la animalada es enorme, y se les ha usado sin vergüenza; las madres que los han utilizado sin pudor, como armas y sin respetarlos, son ya malditas; los barraganes, saqueadores de situaciones que se han liado con divorciadas “yo soy muy hombre y asumo las consecuencias” les quedan cinco minutos para darse cuenta de que sólo han servido como monigote de uso de la elementa en cuestión, por muy feministas que se han declarado y se autoengañan jugando a ser padres, no han tenido el coraje de la paternidad, y eso, les condiciona; diez minutos; irán a la calle, esa gente no tiene más valor que cero.

Elaborar constructos de realidad argumentados en leyes quizá basados en la mentira siempre, no dan lugar a nada, de nada, el vacio es su esencia: memoria histórica no significa que nos contaba Carrillo sus hazañas en Paracuellos, o que Pepiño el de los palotes asumía los crímenes de Stalin, pero sí ha rugido exigiendo a la iglesia católica que pida perdón por la inquisición: ignora el memo que Juan Pablo II pidió perdón publicamente por los errores de la iglesia: es normal, lo hizo en la intimidad de la plaza de San Pedro ante todas las tv del mundo: queda por saber si Pepiño es capaz de comprender frases complejas o condicionadas, porque este es capaz de dar orden de que encarcelen al subjuntivo.

En conversación privada, se ha enfadado alguien conmigo; entra dentro de lo habitual. Pero por mucho que sepas de tu oficio, yo cuando hablo conozco mi idioma, y si eres arquitecta eres mujera, u hombra, no una mujer; ese relativismo aplicado al lenguaje funciona por la parte más cursi de las personas pero enfrentar la realidad no les viene bien: deberían elegir, relativismo o la verdad, pondrán cara de ofensa y de “lo culta que soy yo” pero médica, arquitecta ingeniera, abogada son del mismo jaez que generala: despectivos (¿o no lo es economisto?) porque en este país en el que cualquiera copia un blog (demostrable) y le dan un premio y una cátedra en la universidad de Valencia queda claro que lo más importante para la obtención de un título es la relación social y no la valía el trabajo el esfuerzo ni el estudio; si no conocerían la existencia del plural epicénico, entre otras muchas cosas.

Toda esa confusión engendrada por la socialdemocracia se la ha engullido a ella misma, no encuentra soluciones a los problemas creados para poder dar soluciones y ser superheroes, y ya no les quedan fachas a los que acusar: a provocar que alguien le dispara a la juana chaos, para poder inventarse un enemigo: saben crear los problemas y aumentarlos, no solucionarlos, porque nunca se han enfrentado a nada, ellos solos, y han asumido derrotas y aciertos, simplemente se han dejado llevar por la oleada, y la oleada se ha parado ¿ahora que? ¿quien dice por donde hay que seguir?

Los que ibamos por libre sabemos nuestro camino, ahora una vez parados, los de la socialdemocracia se lían a palos entre ellos mientras dan vueltas en círculos esperando a otro Malthusiano que les diga lo que han de pensar y sobre todo a quien han de odiar, y esquilmar mientras puedan.

Y es lo que hay, no hay mas, es España, pero lo habeis querido asi.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En Australia, en todo el tiempo que llevo de vacaciones, ante la situacion que se vive en Espana no dejan de repetir que los espanoles con su actitud ante el voraz relativismo combativo y laicista, tienen lo que se merecen.
F.F. Poirot

Capazorros dijo...

¡Bien dicho! Desgraciadamente la estupidez y la progresia nos invaden y nos infectan.
Pasaba por aquí.

Ignacio dijo...

Pasa cuando quieras hombre, sin problema.

María de las Godivaciones dijo...

Que sepas,que ya tengo el honor de ser plagiada por un popular periodista de LD... :))

Ignacio dijo...

Lo cierto es que algo me sonaba, la verdad. pero di nombres, a ver si van aprendiendo a citarnos, que no se cortan en citar a Sopena o a la antonia iglesias y a los buenos no nos citan.

JC dijo...

Ya sé que queda 'feo', incluso inmoral, pero me alegro de que los barraganes sean usados por las 'santas':entre pillos anda el juego; la nobleza de espíritu necesita de sacrificio y entrega y quien se siente capaz (hombra ó mujero) de apropiarse de seres indefensos se define a sí mism@.
;-) Enchanté de vous revoir, men.
Hace caló, pero menos si tu alma levita ligera, en tu caso, entre la brisa del mar; aquí no se mueven de la foto 'ni las hojas de los árboles'.
Espero tu nuevo amanecer