jueves, 31 de julio de 2008

Vidas ejemplares


San Ignacio en la Galaxia era un hombre que sufría, sufría profundamente, pero aun así. Lacerado por la pátina del tiempo y supurando por las llagas, no dejaba de acometer su cometido: llagado el momento, se dedicaba con pasión ascética a contar las piernas que le faltaban a las mujeres, y el disponía lo necesario para enmendar esos dislates. ¡Santo Varón!
No contento con ello, con los restos de los naufragios, inventaba amaneceres para los pobres, que agradecidos le cantaban loas bajo su ventana. Como no podía dormir, en esos ratos de recogimiento (de piedras, para tirárselas a los de las loas) consiguió inventar el Pararrayos con mando a distancia que se conectaba bluetooth por usb ¡Santo Varon!
Enmendando dislates de piernas de las féminas, que tanto le deben y a las que tanto se entregó le fue anticipada la llegada de su hora: mediante una alarma en su ordenador supo que debía abandonar las pompas y fastos de este mundo. Regaló las pompas a un grumete y un fasto que le quedaba suelto lo aplicó en enmendar las cuitas de las buenas gentes a su alrededor. Postrado en el lecho de una vecina, preparó el tránsito adecuadamente, dejando precisas instrucciones acerca de cual es el método infalible para contarle las piernas a las señoras en su Epístola a los Blogeros “Posteandum progressium ab amare multitudine” falleció tal día como hoy, pero otro año.

Y es por esto que los días en la galaxia amanece. Santo varón.

13 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Santas felicidades.
Ya sabes que el santo cambió su nombre nativo, Íñigo, por el de Ignacio, porque como él decía este último era más común a las otras naciones y más universal. Hoy lo hubiese cambiado por Eneko, por ser más distinto y más particular.

Ignacio dijo...

Para ser exactos:

...el buen nombre de Ignacio, que vien de ignis faciam o hacedor del fuego, y que eligió San Ignacio cuando entró en religión, dejó de llamarse Íñigo.
POr tanto,no tiene nada que ver con Íñigo, que viene de Eneco.Y ya no puedo soportar más esa confusión y tener que oír que algún simpático de las narices de pronto me llame "Íñigo".


De los comentarios de aquí:
http://arkesis.blogspot.com/2008/03/la-mejor-misca-jams-hecha.html

Muchas gracias Gregorio; ten cuidado con las Navajas, que las peores son las que no tienen filo.

María de las Godivaciones dijo...

Entonces el año que viene te lo podemos preguntar otra vez para que lo eches de menos.... Feliz Santo.Dicen los viejos de lugar que el santo de uno debe servirte de ejemplo. Igual debes abandonarlo todo y tomar hábitos.

Ignacio dijo...

Hay que leer más.

Tu nombre te condiciona.

En el evangelio:
"Tu nombre es tu bienaventuranza"

o s a k a dijo...

felicidades, Ignacio

ya que nos toca llevar el fuego, lo importante es no chamuscarse

n a c o
alianzadepredicaciones

JC dijo...

Cierto es: lo ví en el calendario de la cocina:Felicidades SAN Ignacio¡¡¡

ZP Nunca Mais dijo...

Felicidades, genio

Ignacio dijo...

Gracias de verdad.

Peggy dijo...

Felicidades ...Señor del fuego

Gregorio Luri dijo...

Por cierto... por una razón que se me escapa hoy es también el Día Internacional del orgasmo. Quizás, Eneko, pudieras ilustrarnos al respecto.

Nicholas Van Orton dijo...

¡Por suerte!; pensé que no llegaría a tiempo de celebrar tu onomástica. Felicidades, Ignacio.

Ignacio dijo...

Gracias a todos.


¿crees que es casual, que las mujeres rememoren orgasmos asociados a un determinado nombre?

JC dijo...

Anda, 'farolero'¡¡¡¡