jueves, 5 de junio de 2008

Noches peregrinas




En las noches oscuras brilla con especial fragor la Vía Láctea, también conocida como el Camino de Santiago; siguiéndola, también se llega: las mejores vistas son desde La Rioja y Castilla, aunque yo la vi desde el monte en Triacastela toda una noche: es impresionante.
Tiene dos brazos, en vez de cuatro. Debe ser importante para la astrofísica. Mirarla en la noche desde España: al fondo está Santiago.
Esta noche Gwen la buscara desde donde quiera que esté.

1 comentario:

Gwen dijo...

Siempre lo hago. Pero nunca terminé de creer que te lleva a Santiago. Como Tomás el incrédulo...