martes, 10 de junio de 2008

A los judíos, tatuajes.

Esos tragadinero liberticidas de la Eurocámara proponen ahora un "etiquetado voluntario que informe sobre la identidad del autor, sus intereses políticos o sociales y la responsabilidad social de éste".

1 comentario:

Dhavar dijo...

Me parece corta la medida.Yo añadiría un perfil bio-médico fácilmente disponible con un clic, un informe de un psicólogo colegiado también descargable, por descontado el certificado de penales y una declaración juradísima de que, diga lo que diga, todo se hace con la mejor intención del mundo.
Y, en el cierre página, un teléfono personal donde los lectores puedan desahogarse cumplidamente - así se evitará que maltraten a sus mujeres-dada la dificultad de ostiar a todo el mundo que produce la dispersión de Internet.