viernes, 20 de junio de 2008

El tamaño importa

Informa Sans Foy de que uno de los datos de la tal Cospedal es que es madre soltera, y que además para ello hizo la fecundación in vitro.

Es el mismo sustrato mental el que hace esa presentación que si fuera decir el tamaño de la polla de los candidatos; o sus preferencias sexuales (con lo cual se sabria cuantos usan ligueros en el congreso de Valencia, segun mis datos al menos dos) o sus fantasias masturbatorias.

Es el relativismo:yo soy de derechas, pero soy guai, moderna y paso de los hombres, de verdad de la buena.

¿A mi que me importan las carencias sexuales de esta individua?

Hasta donde tengo entendido habíamos evolucionado al punto de dar igual ser hombre o mujer, y lo de cotillear de los hábitos sexuales era cosa de comadres.

Seguramente soy un hombre de mi siglo; el siglo XVI.

3 comentarios:

Persio dijo...

¡Qué joven! Yo soy del s.VIII a.C

LUIS AMÉZAGA dijo...

Tampoco despiertan mi interés sus costumbres vaginales, ni su situación civil o militar. Pero sí me impresionó cómo de un manotazo se quitó de encima, cuando le preguntaron, a la señora San Gil y sus, según ella, escrúpulos éticos.

Ignacio dijo...

.....porque yo lo valgo