miércoles, 4 de junio de 2008

Amanece

En breve amanece. El verano se anuncia implacable y la estupidez humana se emperra en su persistencia: no se qué reunión de mandamases ha decidido no sólo que existe el calentamiento global, le pese a la realidad, sino que además las hambrunas no son su culpa.

No, no son su culpa. son culpa de la soberbia humana, el razonamiento es demasiado evidente en España: creamos un problema, para el que inventamos una solución y así nos creemos que hemos salvado el mundo. Al mundo le queda el problema original, el generado, el problema que causa la presunta solución, y el superhombre que nos ha salvado.

La tierra está viva y se mueve por sus ciclos, en su ritmo y armonía propia; el hombre tiene la alianza con la tierra firmada en el evangelio; y la ha roto: el problema de las hambrunas es por los biocombustibles que han subido los precios porque la murga del calentamiento global esconde tras de sí el modelo energético y mucho poder detrás, y nada más.

El agua ni se pierde ni se ahorra ni escasea ni sobra: el agua va, y unos días llueve y otros días hace sol: el hombre sobre la tierra está situado mal, de la peor manera posible y sin ninguna cordura: lo que es un problema de urbanización y abastecimiento no es culpa del agua, sino de una mala organización.

Generada la confusión, cabalgan sobre ella burlándose de la gente instalados en su soberbia y su supina ignorancia: eso es la raíz del mal.Dejarlos hacer es otra forma del mal; dejarlos pasar es malisimo, para nosotros y para los que vengan: hay que cambiar el modelo, entero, y todos estos burócratas socialdemócratas repugnantes quedarán en la historia como lo que son: progres, recibieron la mayor herencia en la historia de la humanidad, y dejan la peor, escasa y menguada, falaz y rastrera, y encima aun se burlan de la gente.

No son malos tiempos, son tiempos de cambio, y el cambio es para bien, aunque nos va a doler, pero hay que abominar de la boca que predice desgracias eternas.

En breve amanece. Y cada día que amanece, el número de tontos crece.



16 comentarios:

Seneka dijo...

"La tierra está viva y se mueve por sus ciclos, en su ritmo y armonía propia; el hombre tiene la alianza con la tierra firmada en el evangelio; y la ha roto..."

"No son malos tiempos, son tiempos de cambio, y el cambio es para bien, aunque nos va a doler ..."

Para ser ateo (o aloquelechessea)

Seneka dijo...

Sorry, me han interrumpido y no he terminado el mensaje anterior ...

Decía que para ser ateo (o aloquelechessea) tus argumentos son bastante ... ¿"católicos"?.

Ignacio dijo...

¿y eso es malo?
Yo no soy de la iglesia pero soy de mi cultura.

lee esto:

http://arkesis.blogspot.com/2007/10/la-bandera-la-nacin.html

Seneka dijo...

No, claro que no es malo.

He leido el texto de Stevenson que me señalas. A cambio, te propongo éste de S. Josemaría.

Ignacio dijo...

Leído.
no es comparable: te costará sacarme de San Pablo, Santa Teresa y San Ignacio.

Gwen dijo...

Boina roja y Escrivá... escalofríos.

Joaquín dijo...

Foto tomada en el Parque.

Gwen dijo...

Juegas con ventaja, majao

Ignacio dijo...

¿y tu que sabes?

Mola que con todo el curro lo más intteresante sea la foto.

Seneka dijo...

"Boina roja y Escrivá... escalofríos."

A mi no me parece tan excitane. Tu sabrás.

Seneka dijo...

Ignacio, sólo pretendía que enfrentases al cura de tu historia con el cura de la mía.

Más allá de eso, te alabo el gusto.

Piru dijo...

No hay que preocuparse, Ignacio, la tierra nos sobrevivirá como especie. Quizás haya sobrevivido a especies tan estúpidamente inteligentes como la nuestra y no lo sepamos.

Ignacio dijo...

Aquí sólo hablamos nostros, bloggers, más allá de cualquier otra condición.

Ignacio dijo...

Es decir: yo no juego a enfrentamiento de curas ni nada. A mi me constituyen mis lecturas y mis estudios, mi percepción y la vida; algunos trozos me han acompañado toda mi vida como algunas canciones, y va avanzando la vida dejas más superficialidades y te quedas con más esencias; no enfrentaba Stevenson a nadie, sólo era para que tu calibraras de otro modo el valor de el "ser" y el "decir" qué se es o no se es, Al final nuestros hechos nos definen, nuestros silencios y nuestras obras, pero más me veo en las de otros que en la mía.

A ambos, os recomiendo a Tom Keating, un libro sobre la oración centrante, muy pequeño. Es un monje trapense, ultimo descubrimiento mío.
Piru ati tambien. ¿te creias que te habías escaqueado?

Seneka dijo...

Tomo nota. Gracias.

Gwen dijo...

Apuntado,gracias Ignacio.

Seneka, no hablo de todos los boinas rojas, ni de todo el Opus, pero los que conozco y combinan ambas cosas (o combinaban) sí son de escalofrío.