martes, 20 de mayo de 2008

Progres

Hay que ser un hijo de puta para por mal que te caiga un señor del periodismo, más o menos público y notorio, poner en un blog la foto de su hijo y señalarlo.

Así actúan los comunistas: señalan el objetivo, para la denigración social, y de paso señalar el blanco a los asesinos.

Querer tener notoriedad a cuenta de un personaje famoso no habla mal del personaje famoso; habla mal de ti.

Ese individuo y esa presunta red de blogs que lo acoge y le da pábulo, personalmente los pongo en la lista negra. A el, y a quien le da pábulo, alojamiento y publicidad. La infamia, lejos de mí.

Y si, dicen ser liberales, de derechas o algo así: gentuza, de la peor calaña. Y punto.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

seguramente quiso salir con él y el otro le dijo no...suena a eso...

J dijo...

Ignacio, que Jiménez es el hijo de quien sabemos lo han dicho, para empezar, los comentaristas de su blog, la mayoría sin venir a cuento. El post al que te refieres lo cita precisamente como ejemplo de liberalismo coherente, que no es lo que promueve el bloque de su padre últimamente.

Así que, si te apetece hacer listas negras, tú mismo, pero las cosas claras.

Ignacio dijo...

Que otros lo comenten, no le quita nada; mis listas negras obviamente no van a ningun lado fuera de mi: pero no hay ninguna razón para sacar esos temas al publico, ni por el discurso argumental, ni por el tema a tratar ni por nada: así se condiciona a alguien, amén de otras consecuencias peores; si el las quiere, el las pedirá pero hacer eso no es de recibo.

canalsu dijo...

Si supieras lo que aprovechan en Sevilla los camaradas, cuatro votos que tienen, para convertirlos en cuatro millones de euros para ropa de marca, viajes a Cuba y vete tú a saber.

No quieren ser, quieren tener. Como todos, vamos.

Mary White dijo...

Es descriptivo cómo alaba al muchacho, y cómo utiliza esa alabanza para darle una patada al padre... en fín, es cuestión de estilos,J.,solamente eso...

J dijo...

Por cierto, María, he visto que me mencionas en el albañal de Elentir. Como el olor de santidad me da dolor de cabeza, te contesto aquí si a Ignacio no le importa.

A mí no me manda Isidoro ni nadie, voy yo solito a los sitios que me da la gana. Si repasas lo que ha escrito Ignacio, verás que, aparte de a él, nos llama gentuza a un grupo de gente entre los que estoy yo. Como no somos nuevos en esto de los blogs y en tiempos hasta nos leíamos, le he contestado creo que con bastante moderación para el caso. Es un tío impulsivo, vale por esta vez.

En cuanto a ti, me parece muy bien que salgas a defender a tu compi de clase, o al Lenguas, o a quien quieras, pero a mí déjame tranquilo, que esta guerra no iba contigo. Vamos a llevarnos bien; y si me quieres decir algo, atiendo en mi blog y en facebook.

Ignacio dijo...

Me encanta la condescendencia.

Hechos:
Un zangolotino para darse pisto argumenta como base que alguien es hijo de alguien; el argumento que pretende defender es tan sólo una excusa para poner la foto y señalar a un individuo.

Antecedentes: Gara, partido comunista, frap, etc: han marcado un objetivo.

Si era una guerra de argumentos, la ha perdido; si lo era de personas, ha ido a hacer daño de la manera mas vil posible. Posiblemente tenga razón el anónimo del primer comentario.

Han marcado a ese chaval, de la manera mas cobarde.
Y dar p´zbulo a traidores y chivatos, ser una cueva de infamias en nombre de no se sabe que no excusa que esa falacia se haya cometido; es una infamia y como tal está denunciada.

Que poco te costó definir nombres en este post; aquí yo no te habia visto nunca.

La cobardía, el entreguismo, los chivatos y traidores no los tengo muy bien vistos.

Yo es que soy de los buenos, no de los chivatos.

Mary White dijo...

J.,temblando me has dejado... no sabes el miedo que produces.
¿Vas solito a los sitios? Enhorabuena, por fin te quitaron el pañal.
Yo no soy tan veterana como Ignacio, al que con tanta generosidad perdonas la vida (qué afortunado), pero tampoco tengo compis de clase, ni voy en camarilla (como los siracursis),ni doy explicaciones de las meteduras de pata de nadie. Hablo por mi, y respondo de mis actos. Y los demás que hagan lo propio.
Y desde luego,respondo a quien me parece donde me parece. Esto de la blogosfera es libre, no me obliga nadie a ir al blog de nadie para decir lo que sea.
En fin, que estoy presta para el castigo, el azote y lo que venga. Venga, dispara.

Ignacio dijo...

Veladas amenazas, ninguneos, condescendencia, un recadero.....
Disparar a un tercero, dfifuminar el asunto a tratar, soltar mierda entreverada de maldades y retos ridículos.


Evidentemente, con esa semántica dan la razón a lo dicho: era un post para hacer daño y señalar a un chaval, por sus ascendientes usando como excusa algo que ha escrito.

La misma técnica de los comunistas: a señalar el objetivo, y a por él, y luego si pasa algo "yo no he sido"

Si faltaban pruebas las has aportado, recadero.

Que vergüenza da España, los cobardes y chivatos se erogan encima autoridad.


Mary siento que en mi blog se te haya intentado asustar: no creo que lo hayan conseguido; por otras vías te mando mis datos: en cuanto me llames voy, donde haga falta.

Mary White dijo...

No pasa nada, Ignacio. No me he asustado, evidentemente, era sarcástico.
Gracias por el ofrecimiento, de momento ningúno de su clan me ha asustado nunca, y alguno, no todos, lo ha intentado con todo tipo de insultos.
A lo mejor J. lo consigue.
Por otro lado, J. ¿por qué no me argumentas en vez de ir de matón de bariio?
Y ya, para nota... ¿por qué no reconoces cuándo se mete la pata? Entendería más que respondieras a Ignacio explicando las razones que te llevan a defender a Isidoro, en vez de "avisar" en plan "ten cuidadín, monina", es que tampoco te pega (o eso creía yo).
Venga, vamos a hacer como que no ha pasado nada... ¿te parece de recibo esa manera de hacer de tu vecino de patio?

J dijo...

Ignacio, si te parece, te doy las gracias por llamarme gentuza. Insisto, creo que he sido bastante moderado en la respuesta.

Es muy gentil tu ofrecimiento, pero yo diría que innecesario; no he amenazado ni insultado a María, le he afeado un comportamiento que no me parece correcto: ir largando de mí en sitios donde no entro casi nunca y no comento jamás. Ya está.

De lo de Isidoro, por última vez: es un post laudatorio hacia el hijo, que ya ha sido identificado con foto y todo en SU blog, y una colleja al padre por no ser igual de coherente en sus alianzas. Y de verdad que no tengo más tiempo para estas chaladuras.

Ignacio dijo...

Eso; pefecto: una vez puesto en evidencia el chivato, y el recadero, ahora una etirada de dignidad de damisela; los chivatos en su cueva denunciando, la gente de bien tenemos cosas serias que hacer, la escoria disfrazada de reinonas no deja de ser escoria.

Mary White dijo...

Ir "largando" es describir lo que haces? era secreto? vaya por Dios... la próxima vez avisa, hombre... que me acuses de ir largando cuando tienes un compi de cuarto que se dedica a "largar" pero de mala manera en todos sitios es de carcajada, J., eso sí es compadreo.

J., como bien dices, usa al hijo para darle la colleja al padre... eso es lo que me parece mal, y como siempre en Isidoro... el modo de hacerlo indica su mala ralea.

No me has insultado, pero el tono de "vamos a llevarnos bien" y que "atiendes" en tal o cual sitio... es impresentable... ni que concedieras audiencia. Por los mismos motivos que tú, yo hablo donde me apetece, con permiso del dueño del blog, y no doy explicaciones. Yo no tengo que llevarme ni bien ni mal ni contigo ni con nadie... digo mi opinión y el que se pica, ya sabes.